Aquieta tu mente: La desgracia del hombre no consiste en vivir en un mundo convulsionado, sino en ser parte del mismo... Ari Shemoth

.

Cuando no encuentres una respuesta o no entiendas el porqué de una situación. Te invito a dar lectura a la siguiente reflexión:

.

Existe un ritmo básico en mi cuerpo que está en armonía con la conciencia divina. Esta cadencia sagrada también está en todos los seres vivos.

.

Al aquietar mi mente y enfocar mis pensamientos en el compás natural de mi cuerpo, creo un ambiente vital de sosiego y paz que fomenta mi bienestar.

.

Cuando practico centrar mi atención en mi respiración, mi cuerpo y mente se aquietan instintivamente y los latidos de mi corazón se nivelan.

.

Al prestar atención a los ritmos de mi cuerpo, descanso en un estado de paz profunda. A través de todo mi ser, experimentó una sensación de armonía, aceptación y consuelo.

.

Al continuar respirando, estoy consciente del Espíritu todopoderoso que respira por medio de mí.

.

En todos nosotros hay un espíritu; el soplo del Todopoderoso nos da entendimiento. Job 32:8

Vistas: 714

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Jose el diciembre 27, 2016 a las 1:55pm

Muy hermoso, muchas gracias

Comentario de Amparo Caballero Borja el diciembre 25, 2016 a las 6:15pm

Maya:

que reine la paz en todos los corazones. Hermosa melodía de paz, gracias.

Comentario de Lucía Esther Giamberardino el diciembre 23, 2016 a las 2:28pm

¡Qué hermoso!  Con todo cariño, gracias Maya.

Comentario de MAYA el diciembre 21, 2016 a las 3:34pm

© 2017   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio