L-20. Estoy decidido a ver.

"Mas no podrás ver si te sientes coaccionado, o si te abandonas al resentimiento y a la oposición." Esa es la forma en la que te has mostrado hasta ahora, por eso crees necesario el Curso, para que te saque de ese lugar oscuro, carente de luz que te permita ver. Jesús te dice que pruebes desde un estado mental de libertad plena, aunque para eso requiera seguir soñando. Sueña que eres libre, y desde ese lugar del sueño, trata de verte en lo que ves, sin apaños. Observa tus pensamientos en imágenes, solo eso. Es bastante.

"Deseas la salvación. Deseas ser feliz. Deseas la paz. No lo has logrado todavía porque tu mente no tiene ninguna disciplina, y no puedes distinguir entre la dicha y el pesar, el placer y el dolor, o el amor y el miedo." Has estado probando diferentes medicinas, diferentes formas y maneras entretanto crees vivir, y te das cuenta, por momentos, que eso no es la vida, pues aunque remota-mente, recuerdas que en algún momento estuviste en otro lugar que en nada se parece a este que ves. No crees que por decisión propia. Parece que sabes lo que es el pesar, el dolor y el miedo, pero no recuerdas claramente sus opuestos aquí, pues tu ego, te los niega por temor a que le abandones, para siempre.

"Tu decisión de querer ver es todo lo que requiere la visión. Lo que quieres se te concede. Con tu decisión de querer ver, se te da la visión."
Si observas la imagen que tienes ahora ante ti, sea la que sea, verás a simple vista que contiene; además de la propia imagen descriptiva, que en realidad carece de importancia alguna, al no ser real. Jesús no se refiere a la imagen sino más bien al contenido de tu pensamiento que ofrece esa imagen que proyectas. Solo eso. Le dice: Date cuenta de qué estás fabricando, con qué materiales y cuál es el destino de ese pensamiento. Todo lo que no sea un pensamiento de Dicha, placer y Amor, no es real, no procede de mi, y por lo tanto tampoco es tuyo. Solo crees que es real para tu supervivencia y yo te digo que está asegurada, pues eres eternamente el Hijo de Dios.

"La idea de hoy implica tácitamente también el reconocimiento de que ahora no ves." Deseo estar en un lugar diferente al que estoy. Reconozco que la luz está apagada y así no veo nada, de nada que sea real, pues solo pienso-recuerdos sin ver el presente, ahora.

"Verás lo que desees ver. Ésta es la verdadera ley de causa y efecto tal como opera en el mundo." Poco que añadir aquí. El ego tratará de que eso que ves sea real para ti, pues lo ha estado haciendo toda tu vida. Creyéndote-lo y siguiendo sus instrucciones, con un esfuerzo sobre-humano; perdido en un bosque cuyos árboles no te dejaban ver más allá de tus propios pensamientos. El Espíritu Santo ha talado el bosque, lo ha arreglado para ti. Este es un "nuevo espacio" donde puedes observar-te, el tiempo que quieras y preguntarMe. Mi paciencia es infinita y tu Ser Libre.

Bendiciones a mis espejos.

Seguimos !!!

Vistas: 884

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio