CAPÍTULO 15 – LA VIDA INTERIOR – LA VIDA ESPIRITUAL

CAPÍTULO 15 – LA VIDA INTERIOR – LA VIDA ESPIRITUAL

Este es el capítulo 15 de un total de 82 -que se irán publicando- en los cuales se explicarán los conocimientos necesarios acerca de TODO LO QUE HAY QUE CONOCER PARA HACER BIEN UN PROCESO DE DESARROLLO PERSONAL.

“Las personas buscan y huyen de muchas cosas y no entienden que,
tanto lo que buscan fuera como aquello de lo que huyen, está dentro”.

"Quizás mi verdad interior, mi aproximación a lo que soy, pase por desaprender todo lo aprendido. Tenemos demasiadas ideas y conceptos, guardamos conocimientos como si almacenáramos cosas en el desván, para un futuro que puede no llegar nunca. La conexión con el SER y con la fuente debe ser directa y sin intermediarios. Tanta tinta, tantas letras, tantos sistemas y ópticas para mirar el mundo... pero, ¿qué hay de mí?... ¿qué hay de lo que soy?... Un piadoso olvido me dejaría desnudo y virgen sobre un mundo recién nacido. Entonces, quizás, mi propia voz iluminaría desde las profundidades verdaderas eternas".
(Luis Maggi).

“No vayas fuera, vuelve a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad."
(San Agustín)

“La verdad es totalmente interior. No hay que buscarla fuera de nosotros ni querer realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores.”
(Mahatma Gandhi)

“Lo que está delante de nosotros y lo que está detrás es poco importante comparado con lo que reside en nuestro interior.”
(Oliver Wendell Holmes)

“El viaje más largo es el que se hace hacia el interior de uno mismo.”
(Hammarskjold)

Se llama Vida Interior a ese diálogo mudo que uno mantiene consigo mismo cuando presta atención al Ser, a la vivencia de las emociones y sentimientos internos, a sentir el Silencio, a la dedicación a esos asuntos que reportan paz interior y una satisfacción espiritual sin precio, a la oración, al recogimiento, a la contemplación, al contacto con Dios o lo que uno considera divino o sobrenatural… y también a los momentos de pesar por la disconformidad con los conflictos que se sienten dentro.
"Todo está dentro de ti", se dice.
Pero miramos dentro y en muchas ocasiones sólo vemos una enorme confusión que es la suma de muchas confusiones. Nos hacemos preguntas -y eso está muy bien- pero nos equivocamos en el destinatario de las preguntas: hay que hacerlas al alma y las hacemos a la mente.

ATENCIÓN

Cuando digo “Vida Interior” no me refiero a refugiarse uno dentro de sí mismo para escapar a la realidad de la vida que está viviendo; no hablo de un lugar donde uno va a esconderse para no seguir enfrentándose a su vida y a los problemas y complicaciones del mundo exterior, sino todo lo contrario: hablo del lugar donde uno va a hacer realidad otra parte de su vida o la que tal vez sea su auténtica vida.

Una de las muchas aportaciones de la Vida Interior es una capacidad intuitiva y de sabiduría que después se manifestará exteriormente en la vida cotidiana. Esto se consigue porque el interior es el “lugar” adecuado para contactar con la mejor parte de uno, esa que siempre está pendiente de manifestarse libremente.
Es el lugar adecuado para contactar con la divinidad personal, o con el Dios propio para el que prefiera sentirlo así; es donde se armonizan lo divino y lo humano, y donde se puede aprender y aprehender lo interesante que contiene para exteriorizarlo después en lo cotidiano. Uno, tras el encuentro con lo interior, comenzará a sentirse y manifestarse de un modo más armónico, expresando serenidad, confianza y paz.
La Vida Interior a la que me refiero es la vida espiritual.
Decimos que somos cuerpo y alma-espíritu. Eso es lo que creemos. En realidad somos una sola cosa a pesar de nuestro empeño en separar lo superior y lo inferior, lo interior y lo exterior, lo divino y lo humano… el proceso en el que estamos es el de conseguir conciliar ambas partes para que se muestren conviviendo al unísono.

DESDE UN PUNTO DE VISTA MÁS ESPIRITUAL

Nadie te puede mostrar tu Vida Interior porque es sólo tuya, personal e intransferible... hay en ella muchos silencios e inquietudes, y para encontrarles sentido tienes que tener mucha paciencia y saber esperar.
Para que se desarrolle bien necesita de tu constancia, entereza, atención, amor… que tengas seguridad en el Camino que has escogido –el de tu propio Desarrollo Personal-, y conocimiento de que tendrás momentos de estancamientos, dudas, conflictos, contrariedades... y a pesar de todo seguirás en él, porque sólo el Camino que te lleva a tu interior es el Camino verdadero.
La vida exterior es innegable, y has elegido venir a ella; la Vida Interior es irrenunciable, porque ella es el verdadero motivo de haber venido a la vida física: para retornar a la espiritualidad, para re-unirte contigo, con el Ser que eres pero no estás siendo.

El contacto con tu interior te dará, despacio y poco a poco, respuestas a las dudas que te rondan. Deberás aprender a desconfiar de las que tengan toda la apariencia de ser mentales. Si parecen sospechosamente intelectuales, o que tienen como fin justificar algo de un modo muy racional, pueden ser juegos de tu mente. No te valen. De esas hay a cientos en los libros. Las respuestas auténticas que brotan del interior emergen en tu propio lenguaje, tan llano o simple o sencillo como seas tú; lo rimbombante es de lo mental.
Dios te llenó de cualidades, están todas en tu interior, y tu labor es ir descubriéndolas y expresándolas poco a poco.

PREPÁRATE

Y ármate de paciencia. Estarás entrando en un mundo desconocido, muy distinto del que conoces, donde todo se tramita a través de la mente y el raciocinio. En la Vida Interior el lenguaje es distinto. Es más de sensaciones, sentimientos, destellos de iluminación y comprensión que se nos muestran, preguntas que se responden con otras preguntas; la intuición nos da pistas, el Silencio enseña más que las palabras, dejar la mente en blanco es preparar el terreno para que se manifieste la sabiduría. Y otra vez hay que hacer acopio de más paciencia. Cuando uno se centra en su interior, aunque parezca que no pasa nada, las cosas por sí mismas se están poniendo es su sitio. Regresar al origen requiere tiempo y perseverancia.
Para preparar el terreno interior y progresar, algunas personas recurren a lecturas místicas, a la meditación, a disciplinas o filosofías orientales… cualquier cosa puede ser útil y estar bien si está bien encaminada, si lo que se pretende como objetivo es el acceso a ese interior que nos llama de algún modo, al que nos está llevando la insatisfacción personal, la falta de completitud que de algún modo se nos manifiesta.

RESUMIENDO

La vida exterior es la vivencia y la Vida Interior es la Vida.
La vida exterior es lo que nos pasa y la Vida Interior, es la Vida de quien somos.
La diferencia es vital.
Nos preocupamos a diario del yo que va a morir, del que es cambiante, sufriente, inseguro, infeliz… y desatendemos al que realmente Es, al grande, al verdadero.
La paz se encuentra en el contacto real con el Uno Mismo y se siente en los momentos de acercamiento al Ser Interior. La paz es inalterable cuando uno está dentro de Sí, protegido y acunado por la Madre Interna, por el Padre Curativo, por los Seres a los que estamos unidos atávicamente…
Es bueno dedicar tiempo a esta Vida Interior, que es esencialmente espiritual, porque es el único lugar en el que puedes contactar contigo, y es el único modo en el que puedes progresar humana y espiritualmente.
Y no te preocupes si tu mente no entiende todo lo que has leído: en alguna parte de sí ha sido comprendido y puede estar haciendo efecto ya.
No esperes resultados espectaculares e inmediatos.
Insiste, pero sin expectativas… y lo lograrás.

Francisco de Sales

Si le interesa ver los capítulos anteriores están publicados aquí:
http://buscandome.es/index.php/board,88.0.html

Vistas: 26

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2020   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio