LUGARES: CD. DE PUEBLA Y CIUDAD DE MÉXICO.

Año: 2010

MES: FEBRERO

NOMBRES: MALÚ; VIKI Y ANA F.

Tres nombres, tres seres de luz y tres hechos extraordinarios que presencié y que tuve oportunidad de ser parte activa de ellos, sorprendentes y milagrosos, tocados por la luz de Dios.

La historia es la siguiente; me contactó Malú por correo electrónico y después de una conversación telefónica acordamos que le haría su reconexión en la ciudad de Puebla.

Paralelamente me puse en contacto con mi amiga Viki a la que hace poco tiempo le había hecho una sanación y quería experimentar su reconexión; aproveche que estaba en la zona para llamarle a mi reconectada la señora Pavi y su esposo Francisco para hacerles una sanación en el poblado de santa ana Chautempan.

Ahora que conoces las circunstancias y los personajes continúo con mi relato:

Todos nos pusimos de acuerdo e inicié en Puebla la reconexión con Malú, sintió muchas cosas, muchos colores muchos registros y al terminar la primera sesión muy contentos.

Ese mismo día fui por la tarde a casa de Viki, dí una breve charla con un grupo de personas que querían saber más de la Reconexión y posteriormente su primera sesión, al igual que Malú, movimientos, colores y estados de paz y felicidad.

Realmente iban muy bien las 2 reconexiones. Paso la noche y al siguiente día por la mañana inicié la segunda parte con Viki, las sensaciones se acentuaron, yo sentía como aumentaba la fuerza de ese campo electro magnético que estábamos generando, y ya sabes las sensaciones en mis manos y los movimientos de ella.

En un momento dado, tuve una pequeña molestia en mi ojo izquierdo, unas pocas lágrimas y un leve movimiento; al mismo tiempo un movimiento muy evidente en el ojo izquierdo de Viki!!!

Fue un hecho curioso aunque después sabría muy significativo.

Terminé la reconexión con Viki y afectuosamente nos despedimos.

Me trasladé con Malú para la segunda sesión de reconexión y al igual que en la primera empezó con muchos registros que fueron aumentando en intensidad hasta que comenzó un pataleo a una gran velocidad, movimientos espasmódicos y movimientos muy similares casi iguales que lo que hizo Eugenia.

Después de esos movimientos de estar acostada sobre la camilla se sentó y en posición de yoga comenzó con cánticos en un idioma extraño. Aunque eran menores las palabras y se alargaban las notas a sílabas.

No las conocía pero se notaba que tenían una inteligencia, una cadencia rítmicas y quizá un significado mántrico.

Continuó asi por todo el tiempo y curiosamente cesó y volvió a su posición original –acostada- en el mismo momento en el que terminaba con su reconexión.

Tardó un poco en volver en sí, estaba confundida porque sabía que hizo bailes, cantos y ritos extraños pero no sabía por que los hizo.

No estaba en su consciente la respuesta.

Las manos las tenía heladas y todo su cuerpo temblaba de frío.

Terminamos muy contentos y seguramente próximamente estará en los Seminarios de The Reconnection para convertirse en este mismo año en sanadora al igual que Viki.

Terminando mi reconexión tomé un taxi y después un camión que me llevó a Santa Ana Chautempan, hice mis sanaciones con una familia amable, dentro de los parámetros normales, si es que a esto se le puede llamar “normal” y por la tarde regresé en camión a la Central camionera de Puebla conocida como la “CAPU” para abordar mi autobús que me conduciría de regreso a casa a la Ciudad de Cuernavaca.

Bien mis amigos entre esos recorridos recibí varios mensajes a mi celular de mi sobrina Tany que resumían la historia completa que después supe y hoy te comparto:

Una semana antes mi hermana Ana estaba con mi sobrina en los Cabos B.C. y por la tarde - noche de un jueves sintió la molestia en un ojo como de cuando entra una basurita.

Mi hermana no encontró la basurita pero presumió que allí estaba porque era mucha la molestia que tenía.

Durante la noche y al día siguiente el ojo le lloró todo el tiempo y entonces asumió que como le había llorado todo el tiempo la basurita había salido.

Sin embargo los dolores continuaban y se intensificaban pero en un poblado tan chico los consultorios estaban cerrados así que tuvo que esperar hasta el lunes para ir con el único oftalmólogo del pueblo al que conocían y el diagnóstico asustó a mi hermana y a mi sobrina. El Doctor dijo. – Esto es DESPRENDIMIENTO DERETINA – y requiere una operación inmediata.

Al día siguiente viajaron a la Cd. De México y fueron al hospital de oftalmológico que está en la calle de Chimalpopoca casi en el centro de la ciudad de México.

Los doctores la revisaron, le mandaron estudios y la programaron para una operación de rutina para no perder físicamente el ojo porque el ojo podría permanecer; pero no la visión.

Esto ya no era posible porque hay una “telita” que recubre al ojo y que cuando desaparece ya no es posible regenerarse. Ya no hay posibilidad de operación para recuperar la visión.

El día que yo viajaba de Puebla pata Cuernavaca desconocía casi todos éstos detalles y lo único que podía entender te lo resumo en parte de los mensajes que nos enviamos mi sobrina Tany y yo.

Tany – Estamos en la ciudad de México, mi mamá tiene desprendimiento de retina y quiere que vengas a hacerle una sanación –

Yo le contesto – Hija no estoy en Cuernavaca, estoy en Puebla y cerca de Tlaxacala, en cuanto llegue nos ponemos de acuerdo –

Tany –Repite casi el mismo mensaje, pareciera ser que no sabe que estoy muy lejos del hospital y que físicamente no puedo llegar de inmediato.

Yo le contesto desde el camión que me regresaba a Cuernavaca. –Hija dile a tu mamá que hoy por la noche le hago una sanación a distancia-.

Tany después de un rato pregunta –Dice a mi mamá que como a que hora para estar al pendiente –

Yo le contesto – Dile que como a la medianoche, pero que no se prepare ni me espere, que se duerma y que este en una actitud de permitir, el regalo de la sanción llegará y primero Dios estará mejor mañana.-

Tany –ok-

Casi a la una de la mañana hice una sanación a distancia y lo que pasó al siguiente día fue lo siguiente:

Fue mi hermana a su cita al hospital para que la programaran para su cirugía.

La revisa un doctor y mi hermana le dice oiga anoche me hicieron una sanación de energía, ¿nota usted alguna mejoría?

El médico le dá por su lado y le dice –si señora está bien que le hayan hecho su sanación y sin darle ninguna importancia continúa con su revisión-

No obstante después de esa revisión la manda con otro médico y le hacen una segunda revisión y después con un tercer médico y una última revisión.

Cambia de improviso el diagnóstico y lo que anteriormente era calma se convierte en URGENCIA. TENEMOS QUE OPERAR CON URGENCIA, LA TELA QUE CUBRE EL OJO INEXPLCABLEMENTE SE REGENRÓ, AHÍ ESTÁ Y TENEMOS UNA OPORTUNIDAD PARA SALVAR LA VISIÓN.

Más estudios que debían de hacerse en laboratorios que ya estaban cerrados, mi hermana y mi sobrina toman un taxi y el taxista que oye la conversación le dice –Señora hace poco tuvimos un familiar en ésta clínica y tenemos un pariente ¡que hace esos estudios!-

Abren el laboratorio que ya estaba cerrada, le hacen los estudios de inmediato, le cobran poco dinero y la regresan al hospital con toso listo para que la preparen para la operación.

El sábado una operación de 4 horas, actualmente – 19 de febrero del 2010; mi hermana está en recuperación.

De éste testimonio impactante solamente me falta un dato que debo darte y que quizá ya sepas ¿sabes cuál es el ojo de mi hermana Ana al que se le desprendió la retina?

Exacto, el izquierdo, el mismo que me molestó en la reconexión con Viki, el mismo que Viki movió y después supimos que fue el mismo que al que mi mamá le lagrimó.

¿Coincidencias?

Saca tus propias conclusiones, yo solamente puedo decir una vez más.

¡Gracias Dios mío?

Vistas: 153

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio