He tenido mejores resultados en enfermedades severas cuando hago las 3 sesiones en días consecutivos e inmediatamente después le hago a la persona su Reconexión Personal ®.

He tenido cientos de prácticas de sanación y en mi experiencia he visto “sanaciones espontáneas” y mejoras en casi todo tipo de enfermedades, físicas, mentales, emocionales y adictivas.

He atendido enfermedades de cáncer, lupus, esquizofrenia, epilepsia, depresión, estrés, ceguera, espondilitis, diabetes, hipertensión, meningitis y muchas otras, a veces el paciente me dice su enfermedad, a veces no, de hecho no es necesario que me diga su padecimiento, las frecuencias son inteligentes y saben a donde dirigirse.

A veces las personas preguntan que si su enfermedad o la de un pariente también puede ser sanada; independientemente de la enfermedad que tengas la respuesta es:

"Si puede senar, no necesariamente debe sanar.

En muchos casos sucede la sanación inmediata o paulatina, en otros no, cuando menos no como la esperamos.

Como practicante de la sanación reconectiva: No me apego a un resultado. Hago a un lado el ego, los rituales y permito humildemente ser parte del proceso de sanación como un canal de luz; repito no soy yo la sanación, formo parte de ella.

Permito inundarme de frecuencias elevadas y compartirlas con la esencia de la persona que está en la camilla, para que se dé una armonía de luz y con ello, si ese es el camino del paciente; “Suceda la Sanación”.

A veces me preguntan que si soy “iluminado” mi respuesta es que no lo soy, soy un obrero de la luz.

Yo no hago las sanaciones, simplemente soy un canal y trabajo todo el tiempo para ser cada día un mejor canal de luz, información y amor.

Vistas: 141

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio