REGISTROS EXTRAORDINARIOS CON UNA ESCÉPTICA

PRACTICAS Y TESTIMONIOS

Este es un espacio de ambos.

Yo lo comienzo y juntos lo continuamos.

Te invito a que me envíes tu testimonio y que le compartas a todo el mundo tu experiencia personal con éstas frecuencias de sanación y evolución.

Gracias.

Namasté

Manuel Frutos

Es casi el mes de marzo del 2010 y comienzo a contar una pequeña y significativa parte de mis experiencias que he tenido como sanador y reconector.

A esas fechas he tenido la fortuna de ser un trabajador de la nueva información y la nueva luz con más de 600 personas en la práctica de sanación y reconexión.

Les doy infinitas gracias a cada uno de ustedes por haber depositado su confianza en mi persona y en mi trabajo.

Aprendí mucho de cada uno de ustedes y se ha quedado parte de mi esencia con ustedes y ustedes me han dado parte de la suya.

He tenido grandes alegrías cuando suceden las sanaciones inmediatas y paulatinas y cuando sucede en la reconexión la magia de la evolución y juntos nos transportamos a una dimensión de luz de amor.

También he tenido momentos de frustración y tristeza cuando las personas continúan en su cuerpo de dolor, de sufrimiento, de entropía y muerte física.

Sé que no debo sentir ni las unas ni las otras porque sé que yo NO soy quien hace la sanación, soy una parte del intercambio de luz.

Quien determina el resultado es Dios. Yo simplemente hago mi trabajo como obrero de la luz.

Sin embargo soy un ser humano que a través del servicio de compartir las nuevas frecuencias de luz y amor quiere, desea, ansía que cada vez que hago una práctica, ésta sea manifestada en sanación.

Por ello ésta página está dedicada a todos los que han subido a experimentar éstas frecuencias a mi camilla y a los que al leer éstas historias se inspirarán para hacerse una sanación y una reconexión.

Particularmente está dedicada a aquellos pacientes que ya no necesitan leerla, a los que han partido y que simplemente sienten las vibraciones de amor desde el cielo o desde alguna otra dimensión.

¡Que Dios los Bendiga!.

Empiezo con algunos testimonios, todos ellos verídicos.

Solamente omito el apellido por respeto a la privacidad de cada uno de mis pacientes.

Por el mismo motivo no tomo fotografías ni videos de ninguna práctica, ya que el momento que vivimos ambos, el sanador reconector y el beneficiario de éstas bendiciones traspasan los intereses curiosos o probatorios de la fuerza que tienen éstas frecuencias.

Al final no es un espacio para convencerte, ni para que hagas expectativas, es solamente para compartir y para inspirar.

Tu sabes que el significado de inspirar es “estar en espíritu” y ese estado se da en el no pensamiento, en la no mente, se da en la profundidad de tu ser.

La brújula que te indica si ésta práctica debe ser para ti; son tus SENTIMIENTOS, TU EMOCIÓN, TU INTUICIÓN, TU SABIDURÍA INTERIOR Y POR SUPUESTO … ¡TU ESPÍRITU!

LUGAR: CUERNAVACA MORELOS

Año: 2008

MES: NOVIEMBRE

NOMBRE: ANA F.

Ana es un ser muy sensible, muy espiritual y en sanación ha alcanzado a percibir una luz de infinito amor, presencias divinas y la presencia de Dios.

Estados emocionales de éxtasis, visualización de colores, olores, movimientos involuntarios de su cuerpo y en sanación física.

Mayor nivel de energía, eliminación de molestias de una rodilla y disminución de dolores en riñón.

LUGAR: TENAYUCA ESTADO DE MÉXICO

Año: 2008

MES: NOVIEMBRE

NOMBRE: MARIO JESÚS M.

Fueron impactantes las sanaciones y reconexión con Mario.

Siempre ha tenido dotes de sanador y practica otras terapias.

Era impresionante el nivel de energía que se “sentía en el ambiente”, los movimientos era espasmódicos muy fuertes.

Utilizaba su camilla, desgastada y frágil y rechinaba y se movía en sus movimientos.

“Bailamos” en la luz, cuando hacía un movimiento Mario los seguía, si abría mis brazos, el también lo hacía, si solamente era el izquierdo el también levantaba el mismo brazo.

Si acercaba mi mano a su estómago y después elevaba mi mano, el lo elevaba hasta arquearlo completamente.

No presentaba afortunadamente ninguna enfermedad evidente cuando se hizo las prácticas.

Terminamos sus sesiones y se inscribió al seminario del 2009.

Por falta de camillas Mario amablemente se ofreció y nos prestó su vieja camilla, -dicho esto con agradecimiento y con buen humor-

La camilla se rompió en el Seminario. ¡Perdón Mario! Bueno la repusimos por otra de madera mejor que ahora está recibiendo la vibra de luz y de amor de mi amigo Mario.

Actualmente Mario es un sanador y reconector destacado.

LUGAR: UN HOTEL EN LA COLONIA NÁPOLES

Año: 2008

MES: DICIEMBRE

NOMBRE: CARLOS V.

Carlos es un español que trabaja en México, realmente las sensaciones y percepciones que tuvo son consideradas como “normales” de la mayoría, sobre todo en la práctica de La Reconexión Personal.

Aumento en sus niveles de energía; la ley de la atracción, estados de paz y de armonía, visión panorámica; y en la camilla también registros normales, visualización de colores, movimiento en dedos de manos y pies en fin todo normal.

Y si me preguntas -“Si es todo normal ¿por qué lo pones aquí? La razón es simple a Carlos ¡Ya lo habían “reconectado” en España! Él ya había leído el libro de La Reconexión y en lugar de hacer la práctica con un practicante certificado por The Reconnection, fue con un “pirata”.

Algo en su ser le indicaba que no estaba reconectado y efectivamente no lo estaba.

De éste testimonio saca muchas conclusiones sobre todos algunas personas que quieren conseguir descuentos y prácticas baratas, ¡al fin que es igual..! Y no es igual, busca y encuentra un practicante certificado y haz el intercambio del 333.

De otra manera aunque el practicante esté certificado tu reconexión queda ¡INCOMPLETA! Por no haber cerrado el círculo que se abrió cuando Eric hizo el intercambio por esa cantidad en su reconexión personal $ 333 usd.

Además que si es tu deseo ser un sanador y reconector The Reconnection NO validará esa reconexión.

Lo más importante eres tú y tu propia evaluación. ¿Cómo pretenderías ser un sanador y recibir frecuencias de luz y amor, si para tener acceso a ella comienzas mintiéndote, y escatimando o pidiendo comprobantes de deducción fiscal?

Bueno algunos pueden aunque son de ficción. Las Leyes del Universo nunca podrán ser engañadas.

LUGAR: CD. DE MÉXICO, POR LA COLONIA NARVARTE

Año: 2008

MES: DICIEMBRE

NOMBRE: VÍCTOR M.

Cuando llegué a visitarlo a su casa, salió y me saludó afectuosamente aunque hacía un leve rictus de dolor.

Los movimientos del brazo y en general de la parte media de su cuerpo eran fuertes.

El motivo… se había golpeado las costillas al caer en el baño y estrellarse con el w.c.

Realmente ese era el problema menor, era la consecuencia de un mal que arrastraba desde niño…¡ataques de epilepsia!

Ahora ya un hombre maduro tenía que tomar permanentemente medicación y de cualquier forma, eventualmente sufría de esos ataques.

Además de ello, pérdida de la memoria, insomnio y mal humor.

Al término de la primera sanación disminuyó el dolor de las costillas y aparentemente eso fue todo.

Pasaron algunas semanas y 2 sanaciones más.

Los resultados eran cada vez más sorprendentes, regresaba la memoria, el sueño y el buen humor y con ello la eliminación de los ataque de epilepsia, si escribí bien ELIMINACIÓN de los ataques de epilepsia.

Me preguntó que se sentía mejor y que si debía de dejar su medicina. Mi respuesta tajante fue: No dejes de tomar tus medicamentos y asiste con tu médico para que autorice la disminución y en su caso su suspensión.

Cansado de las medicinas y los médicos no me hizo caso y vive feliz y agradecido con sus sanaciones reconectivas.

Me compró varios libros, me pidió folletos y me recomendó con algunos de sus conocidos y familiares; atendí a algunos cuantos, otros no se interesaron. La Reconexión es para todos pero no todos están en actitud de recibirla.

LUGAR: CANCÚN QUINTANA ROO.

Año: 2008

MES: DICIEMBRE

NOMBRE: GONZALO V.

Era un 24 de diciembre, una rica cena en casa de mis hermanos y la celebración de las festividades navideñas.

El 25 por la mañana me contaron que una de las familias allegadas no estaban celebrando porque había un enfermito en su casa.

El enfermo era el padre de familia, Don Gonzalo ese mismo día lo visité estaba en cama muy débil, demacrado, amarillento.

Había tenido ya una cirugía y necesitaba urgente otra para poder salvar su vida, solo que había un pequeño inconveniente, había bajado mas de 30 kilos de peso y no aguantaba la operación.

Su estómago no toleraba ningún tipo de comida y a duras penas jugos, agua y thé.

Traía pegado a su cuerpo una bolsita donde drenaba la orina.

Por la debilidad con trabajos podía ponerse en pie, la primera vez que lo ví, miré a un hombre moribundo.

Tenía una actitud negativa, se quejaba de su enfermedad, de los médicos, de las medicinas, de la situación económica y en el fondo NO creía en la sanación que le iba a hacer.

Fue la primera ocasión que hice 3 sanaciones reconectivas y la reconexión personal consecutivamente.

El primer día casi no hubo ningún síntoma que pudiera indicaerme que estaba sucediendo la sanación.

Pocos registros, un leve movimiento de ojos.

No podía trabajar muy bien porque el enfermo estaba sobre su cama y la cabeza apuntaba hacia la cabecera, era la única posición por los tubos a los que estaba conectado que era posible hacer el trabajo.

La segunda sanación con un poco más de registros aunque la disposición anímica de Gonzalo emporaba, creo que el mismo se preguntaba por que demonios estaba haciendo eso.

Yo simplemente hacía mi trabajo, sin embargo pensaba que no duraría mucho, en alguna ocasión en que le vi su cara se la ví sin vída, muy pálida, amarillenta y después ennegrecida.

Era la primera ocasión en que claramente notaba un cambio de coloración en el rostro de las personas y mi primera percepción fue de un signo de muerte.

Volvía mi trabajo, sin juicios compartiendo las vibraciones elevadas de luz y fin de la segunda sesión.

Al siguiente día le pregunté a la familia si habían notado algún cambio y me dijeron que ¡siii! Durmió mucho mejor, tenía más energía y su cuerpo toleraba un poco más la comida.

Realicé la tercera sanación y la reconexión personal.

Cuando regresé al D.F. lo dejé caminando y sentado en su sala hablando con una Distribuidora de complementos alimenticios.

Mi hermana me dijo que días después organizó una “bistecisa” y hasta le pegó a la piñata.

Aún estaba débil pero milagrosamente había tolerado ya los alimentos y ganaba peso y fuerza.

Un mes más tarde ya estaba listo para ser intervenido y hoy hace una vida normal.

¡Gracias a Dios y a esté nuevo espectro de sanación y nuevamente Gracias a Dios por haber permitido que fuera un canal de luz y parte del proceso de sanación!

LUGAR: ACAPULCO GUERRERO.

Año: 2009

MES: ENERO

NOMBRE: ROSALÍA M.

Era la primera ocasión en que veía un caso de lupus.

La enferma una joven mujer, pasada de peso, en una silla de ruedas, casada, profesionista y con muchos proyectos de vida por delante.

Cuando me señaló abajo de su rodilla y a la altura de su espinilla quitó la venda y descubrió una herida en forma circular, un agujero grande que supuraba entre medicamento y pus.

Las molestias aparte del dolor eran de “comezón aguda” éstos cráteres podían salir en cualquier parte del cuerpo.

Por estar de viaje tenía mi regreso a Cuernavaca ya previsto 3 días después así que ya con la experiencia de las sanaciones y reconexión consecutivas, hicimos 1 sanación y la reconexión.

Desde el primer día sintió alivio.

Un día después de haber hecho la segunda sesión de reconexión, me llamó su mamá, también de nombre Rosalía para decirme que había mejorado muchísimo, que se estaba cerrando su “cráter” y que se había eliminado ¡la comezón!

Solo puedo decir ¡Gracias a Dios! Igual que en todos los casos de sanaciones y reconexiones aunque no sabemos ni nos apegamos a un resultado siempre digo con el corazón ¡Gracias a Dios!.

LUGAR: PARAISO TABASCO.

Año: 2009

MES: FEBRERO

NOMBRES: VÍCTOR HUGO H; UNA FAMILIA DE PESCADORES. EL PAPÁ EL “BABY” L. SU HIJO SERGIO L. Y LA MAMÁ DEL “BABY” DIAMANTINA L. FINALMENTE UN INGENIERO DE PEMEX FRANCISO S.

Por varias semanas tuve mucha comunicación por correos electrónicos, teléfonos fijos y celulares con mi amigo Víctor Hugo H. Siempre en su búsqueda de desarrollo espiritual y con dones especiales de receptividad para prácticas de sanación, organizaba un grupo de personas que estuvieran interesadas en conocer más de La Reconexión y sobre todo en experimentar sanaciones y reconexiones.

El día llegó y organizamos en un pequeño hotel nuestro evento que resultó todo un éxito por la cantidad de personas que se hiceron sanaciones y reconexiones y por los resultados de luz y amor que en cada uno de ellos quedó.

Fue tanta la aceptación que regresé con mucho gusto a atender un segundo grupo ahora en Comalcalco, muy cerca de Paraíso.

La vida me tenía deparada más sorpresas y más extraordinarios regalos con La Reconexión.

Después de hacer sanaciones y reconexiones mi amigo Víctor Hugo me preguntó:

-Oye Manuel cuánto me cobras por atender a una familia de pescadores muy pobres que están muy mal de salud y ya les he hablado de las sanaciones que hacen, si quieren pero son muy pobres para pagarte-

Le contesté –Víctor, tú NO tienes que pagarme a mí, ellos encontrarán la forma de pagarme, ellos son los que recibirán las bendiciones y ellos son los que cerrarán el círculo de la sanación-

A lo que Víctor me dijo: -Manuel, no me entiendes, ellos son pobres-

Inmediatamente le repliqué: -Si se lo que es ser pobre, te entiendo bien lo que me dices pero te repito, ellos tendrán que pagarme-

Víctor por última ocasión replicó: -Solamente comen tortillas con coco.

Le dije: -Perfecto vamos por la tortilla con coco-

Antes de llegar bajamos a comprar pollos rostizados, papas y refrescos y fuimos a ver a los pescadores.

Siempre llevo mi camilla y era la primera vez que haría una sanación en la playa y de fondo el mar, la brisa, el sol y el ambiente único de la naturaleza.

Tiempo después llegamos a la playa, bajamos las cosas de la camioneta de Víctor y salieron los pescadores muy sonrientes a recibirnos.

Estaban descalzos, en una choza de palma, había un anafre y una olla de barro, ese era un buen día para ellos había ¡frijoles ! Más los pollos que llevábamos era definitivamente un día de fiesta.

Después de la comida a un lado de la choza, inicié mi sanación primero con el niño que no podía centrar la atención, tenía un cierto grado de retraso y esquizofrenia, a la abuela del niño que tenía diabetes, presión alta, cansancio, depresión y al “baby” que estaba muy envejecido a pesar de ser un hombre joven, baja energía y problemas digestivos.

Después de unas horas terminé la sanación y todo ocurrió “bien” a secas, un poco complicado con el niño que se levantaba de la camilla, se bajaba, jugaba, se reía, volteaba, tocaba mis manos.

Tuvimos que dormirlo para hacerle la sanación.

Oscurecía cuando nos despedíamos y finalmente recibí mi pago: ¡Una enorme tortilla con sal, que gustosamente compartí con Víctor.

Llegaba a mi hotel pasadas de las 9 de la noche, estaba cansado pero contento, cuando ví en el mostrador del hotel a un hombre joven, delgado no más de 35 años, con una camisa beige, lentes, y a la altura de su corazón un bordado con el logo de “PEMEX”

De inmediato me abordó y me saludó: -Hola Manuel, te estoy esperando para que me hagas una sanación-

Le dije: -Ingeniero, sería mejor mañana, la verdad quisiera descansar creo que la práctica sería mejor para ti, mañana.-

Me respondió: -Manuel te he esperado por horas y ojalá pudieras atenderme ahora mismo-

No lo pensé más, por un sentido de responsabilidad profesional acepté y subimos a mi cuarto.

Acomodé la camilla y no hubo más palabras, no me dijo que padecía y yo no le pregunté, parecía saludable, bueno eso no importaba mucho, así que me centré en hacer mi trabajo de sanación.

La sanación duró más o menos 20 minutos, los “registros” fueron más que normales, movimiento ocular, suave movimiento de párpados, pequeños movimientos de en dedos y suspiros.

Cuando terminamos, se levantó y sin decir nada seguía haciendo exhalaciones profundas, nada fiera de lo normal bueno para mí.

El se mostraba muy emocionado, le pregunté que era lo que le pasaba y sentía y me dijo:

-Hace unos pocos meses fui víctima de un asalto, durante el cuál me pegaron en la cara con una cacha de una pistola.

Desde ese tiempo solamente podía hacer inhalaciones y exhalaciones cortas, durante la sesión sentí que algo que obstruía entre mi nariz y mis pulmones se destapo y pude por fin, después de varios meses, respirar profundamente.

No salía de su asombro, -ni yo tampoco- cuando comenzó a morderse los labios levemente y pasar su lengua por ellos y por entre las encías.

Estaba nuevamente extasiado en lo que le había ocurrido y le pregunte lo mismo -¿Ahora que es lo que te pasa? Y me contestó.

-Producto de esos golpes tenía otros 2 grandes problemas problemas de visión e insensibilidad en los labios, como cuando vas al dentista y te anestesian, sientes después labios y encías dormidos.

Bueno así me pasaba, pero ¡AHORA YA PUEDO SENTIR NUEVAMENTE MIS LABIOS, MI LENGUA, MIS ENCÍAS! Quiso comprobar si su visión había sanado, pero aún no.

No obstante salió feliz y yo me quedé igual, maravillado y feliz, era increíble lo que nos había sucedido.

Al otro día tenía ya citas de sanación y reconexión desde temprano.

Amaneció y recibí una llamada, eran 8 familiares de Francisco que querían que les hiciera una sanación.

Algunos los pude atender otros ya no, hasta mi siguiente visita a Comalcalco.

Referente a los pescadores los 3 sintieron mejorías y no los volví a ver. Creo que también ayudaron a que se multiplicara la increíble sanación de Francisco.

¡Gracias Dios mío!

LUGAR: COMALCALCO TABASCO.

Año: 2009

MES: ABRIL

NOMBRE: LIBORIA Y.

Pasaron algunos meses y tuve la oportunidad de regresar al estado de Tabasco, ahora mi amiga Aline T. a quien le hice sanaciones y su reconexión personal, organizó un nuevo grupo a quien llevar la sanación reconectiva y sanación.

Ya habían pasado más de 150 prácticas todas ellas extraordinarias y con bendiciones para todas las personas que tuve oportunidad de sanar, estuve en Monterrey con un grupo que organizó mi amiga y reconectada Claudia G. y después regresé en 2 ocasiones más una para atender más gente para sanación y otra para impartir un taller de “Canales de Luz” a mis colegas ya para ese entonces, Claudia, Mayra y Lety entre las más importantes.

Bien continúo mi relato, en Comalcalco atendí a toda una familia para reconexión; papá, mamá y 3 hijos, un joven de menos de 20 años, un adolescente de 12 y una preciosa niña de 10.

El más entusiasmado era el papá David, los más escépticos el hijo mayor y la mamá Liboria.

El “junior” entró forzado por el papá y le hice una sanación, recibió su regalo del universo sintiéndose mejor de un golpe que tenía en tórax producto de una caída de caballo.

Antes de continuar con la Reconexión le dije que no era obligatorio, que si el quería que se la hiciera la haríamos y que si no quería, yo hablaría con el papá para que no tuviera ningún conflicto.

Libremente asintió y acordamos la cita para su reconexión, todo muy bien.

La mamá Liboria no creía en nada de esto, había asistido a la práctica de reconexión porque su esposo casi la había obligado y no queriendo tener un conflicto familiar accedió.

Liboria no había leído el libro de La Reconexión ni ningún otro de espiritualidad era una ama de casa igual que miles del pueblo de Comalcalco.

Iniciamos la sesión y es una de las más rápidas que he hecho y también más intensas. En la reconexión personal trazamos puntos y líneas energéticas, y tenemos una profunda comunicación con el ser, la velocidad de los movimientos dependen de cada persona. “Me llevan” como si fuera una danza cósmica; La reconexión no duró más de 15 minutos en los cuales había visualización de un arco iris de brillantes colores y movimiento frenético de cabeza, de piernas, de pies, de manos, de dedos, de párpados y aún cuando terminamos la sesión seguía la vibración que fue desapareciendo en el transcurso del día.

Le impactó tanto su reconexión a Liboria, que su vida cambió a un ser más espiritual, más profundo, más pleno.

Vistas: 150

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio