QUE TU PRESENTE NO SEA EL CASTIGO POR TU PASADO

En mi opinión, las personas que no están plenamente satisfechas con su forma de ser, pensar, o comportarse, tiene la necesidad y la obligación de hacer un Proceso serio de Autoconocimiento a través de una introspección en la que indagar profundamente acerca de lo que tienen en su interior –que es donde están nuestra realidad y nuestra esencia-, acerca de lo que les mueve desde lo inconsciente –que es lo que nos dirige el 99% ciento de nuestro tiempo-, y a través de una observación atenta y objetiva acerca del comportamiento exterior y de cómo se presentan al mundo.

Es bastante cierto cuando se dice que somos fruto de nuestro pasado y que lo que estamos siendo en el presente nos viene de él; es indudable que nos ha modelado y condicionado. PERO ES IGUAL DE CIERTO QUE ESO NO NOS CONDENA A SEGUIR SIENDO Y ACTUANDO PARA SIEMPRE DEL MISMO MODO QUE SOMOS AHORA.

El presente es lo que uno quiere que sea.

EL PASADO NO SE PUEDE CAMBIAR NI ELEGIR. EL PRESENTE Y EL FUTURO, SÍ.

NO ES OBLIGATORIO SEGUIR SIENDO COMO SOMOS AHORA SI NO ES NUESTRO DESEO.

Posiblemente no podamos cambiar algunas de las situaciones del presente, pero sí podemos cambiar el modo de sentirlas o comprenderlas. Sí podemos conseguir que no nos afecten gravemente, que no ejerzan una influencia ingrata. No podemos cambiar algunos hechos que son realidades, pero sí podemos cambiar el modo de verlas. Podemos lograr salirnos de sus efectos, lograr que no nos afecten.

Algunos pasados son duros y, dolorosa y equivocadamente, los seguimos manteniendo vivos trayéndolos constantemente al presente, a nuestro pensamiento, para reprochárnoslos, para echarnos en cara cuánto nos hemos equivocado y cuántas cosas hemos hecho mal.

MANTENER VIVOS ESOS PENSAMIENTOS Y RECUERDOS DESAGRADABLES ES UNA FORMA ENCUBIERTA DE AUTO-CASTIGO. Quien quiera, que lo niegue, o que lo llame con otro nombre, pero ésta es la realidad más directa.

Quien se auto-justifica diciendo que es el modo de aprender para no repetir los errores, está cometiendo un error. Si se aprende una vez y se aprende bien, no hace falta recordar todos los errores continuamente, y menos disfrazando de aprendizaje lo que es un auto-castigo.

Hay un añadido que conviene entender para poder rebajar la pesada carga del continuo arrepentimiento y reproche. Y no tiene mucha aclaración: o lo entiendes o no lo entiendes. Se trata de comprender la realidad de que uno mismo –el que es hoy en día- no cometió los errores del pasado. Lo hizo otro que tenía nuestro mismo nombre y apellidos, pero menos edad y menos experiencia. Hoy no debemos reprocharnos lo que hizo ese otro yo que ahora no existe. Y dejar de hacerlo es un generoso acto de Amor Propio. No es imprescindible que paguemos sus culpas.

PIENSA EN PRESENTE Y NO EN PASADO.

VIVE EN PRESENTE Y NO EN PASADO.

QUE TU PRESENTE NO SEA EL CASTIGO POR TU PASADO.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, suscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado este artículo ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Vistas: 41

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2020   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio