Generalmente la acumulamos, la guardamos, no por decisión precisamente meditada, y ni siquiera pensada, solo que en ese instante, cuando surge, no sabemos que hacer con ella exactamente pues precisa de un análisis mental para ser tratada adecuadamente.

Una forma correcta de tratar la rabia sería darse cuenta de que no es nada. Solo un pensamiento que surge a través de una propia proyección interna de algo que sucede ahí, afuera, mezcla de: sentimientos, pensamientos, percepción, proyección, culpa, pecado, fallo, injusticia, expectativa, etc., etc. que sucede en general porque algo no sale como el yo deseaba, esperaba, o simplemente quería o se merecía.

Observa la rabia, su color, volumen, olor, cambios, mensajes, palabras, recuerdos, hechos (sueño) reales. Nada sucede fuera de ti, ese que alberga el sentimiento que identificas como rabia. Estoy rabiosa (mente). Uffff y al mismo tiempo observa tu cuerpo, tus búsquedas, tus idas y venidas y sobretodo, dónde se sitúa ese sentir, ese dolor creado para ser visto, por ti misma.

La rabia como objeto de separación, pues surge del pensamiento de que algo debía suceder de otra manera o forma, o simplemente no está sucediendo y el yo quiere que suceda cuando, donde y con quien, exactamente como ella (mente) quiere, desea, necesita. Es su historia, nada que ver con lo externo, pues lo externo no es real. Solo es pensado, lógicamente.

¿Se cura la rabia? Mira-la como un estado deseado. Como una posibilidad pensada (falsa) de curación, de sanación de ti misma (mente). Observa de donde surge. El origen del origen. Este pensamiento se encuentra más allá de lo que a simple vista puedes "ver". Necesita de tu honestidad, plena. No simple.

Llega, en tu búsqueda, hasta lo más profundo, hasta ese lugar donde reposa ansiosa para ser liberada, pues sabe que eso no es real.

El creador de la historia (mente) es quien rehace el guión y pone por escrito las nuevas imágenes, que sustituyen esos pensamientos dolorosos, "enrabiados" que ella misma creó. No es posible de otra manera. Ni siquiera esto es real; pero necesitas creer que hay una forma en la que deshaces guiones ya "vivídos" y los reescribes adecuándolos a otro instante, momento actualizado.

¿Qué haces con la rabia? Me la como. La saboreo. La siento, y la suelto sin más pensamientos innecesarios. El tiempo no sirve para nada. Depende del uso que hagas de él para que te sea útil o no en tu experiencia de vida. Tiempo y rabia, puede ser una combinación perfecta para observar qué deseas hacer con ese sentimiento-pensamiento. Nada más, y nada menos.

Bendiciones a mis espejos

Vistas: 800

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Rafael Carvajal Gonzalez el enero 11, 2018 a las 3:46am

A Ti Raúl. Un abrazo. Seguimos !!!

Comentario de Raul Torres el enero 10, 2018 a las 6:08pm

Lo voy a practicar gracias. Namasté

Comentario de Rafael Carvajal Gonzalez el enero 5, 2018 a las 1:22pm
Gracias a Ti, Lucía. Seguimos !!!
Comentario de Lucía Esther Giamberardino el enero 5, 2018 a las 1:09pm

Muy interesante.  Gracias Rafael.  Bendiciones.

Comentario de Rafael Carvajal Gonzalez el enero 5, 2018 a las 5:01am

A Ti Nimis. Gracias !!!

Comentario de Nimis el enero 4, 2018 a las 6:41pm
Maravilloso aporte
Gracias
Bendiciones siempre
Namaste

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio