Hada, una bella mujer, labora en un club nocturno de diversión y placer

 Se ganaba la vida trabajando con su cuerpo, llevaba poco tiempo

Sonrisa tierna  y seductora, educada y gran conversadora

El dinero que ganaba, lo gastaba en su familia y sus amistades necesitadas, ella ayudaba.

 

Nunca tuvo padre, el adorar eran sus hermanos y su madre

Alguna gente del barrio la discriminaba, la criticaban por donde pasaba

Ella con su frente en alto caminaba, nunca se sentía menospreciada

Valiente en todo momento, era libre como el viento.

 

Cierto día un nuevo cliente al bar llegó, al mirar a  Hada, su Ser  se doblegó

Se acercó con mesura, le dijo, hola linda dulzura

Ella sonrió con cariño; él parecía un dulce niño

Le dijo, mucho gusto Ricardo, por su ternura yo ardo.

 

Hada sonríe  y  dice,  yo por su calor nada hice

Él ríe de alegría, la combinación era perfecta de los dos en cariño y armonía  

Conversan por largo rato,  parecía que dos almas gemelas renovaron su contrato

Sus ojos brillaban de humilde pasión, sus corazones palpitaban de emoción.

 

Por extenso tiempo Ricardo la visitaba y  tiernamente la tocaba

Él era muy solitario, solo Hada lo hacía feliz a diario

Pasaron tres meses y Ricardo se le declaró; ella  triste a la vez emocionada lloró

Él, le dijo, quiero que vivas conmigo, yo seré tu dulce abrigo.

 

 

Te amo amor de mi alma, mi corazón por ti siente ternura  y calma.

Hada le dice, yo me he enamorado de ti, desde el primer día lo sentí

Pero soy una mujer que trabaja con diferentes cuerpos, aunque para mi pasen como muertos

No soy digna de tu amor, lo digo con verdad aunque me cause dolor.

 

Unas lágrimas corren por sus mejillas; Ricardo luego habla unas palabras sencillas

Él dice, ¿Acaso los religiosos no tienen deseos?, ¿varias veces no poseen pensamientos feos?

¿La mujer de la alta sociedad no tiene vanidad?, ¿los hombres de cuello blanco no roban con crueldad?

¿Las personas en sus hogares son limpias sin maldad?, ¿las vecinas no critican a la humanidad?

 

¿Los seres nunca han mentido?, ¿a los políticos el dinero no los ha pervertido?

¿Los seres humanos respetan la naturaleza?, ¿por los animales tienen gentileza?...

Quien soy yo para juzgarte, solo deseo amarte

Tengo errores, no soy un santo de honores.

 

Ella lo abraza y llora de emoción, se unen en un solo corazón

Ahora viven felices y con hijos del querer, abrazados contemplan el bello amanecer.

Quienes somos para juzgar, si la Fuente Padre- Madre es solo amar

Gracias Dios por las mujeres bonitas del alma, ellas evolucionan con amorosa calma.

Bendiciones,

Yider Elder Araque cerón

 

 

Vistas: 753

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Yider Araque el mayo 13, 2015 a las 12:53am

Gracias Claudia,  María del Pilar, Carmen, Seres de luz por su hermoso cariño, bendiciones a sus almas. Gracias Maestra maya por tu lindo sentir, bendiciones!

Comentario de Carmen el mayo 12, 2015 a las 1:47pm

Muy hermoso. Gracias

Comentario de MAYA el mayo 12, 2015 a las 11:28am

Comentario de claudia gonzalez garrido el mayo 12, 2015 a las 9:55am

Qué bellooooooooooooooooooo :)

Muchas gracias

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio