LAS MANOS SE ENCUENTRAN entre las posesiones más hermosas e

importantes del ser humano. Cuando el hombre adoptó la postura

erecta, liberó sus manos del trabajo de caminar y comenzó a

usarlas para tareas más elevadas. Pero fue el desarrollo del pulgar oponible

el que realmente nos liberó. Con el desarrollo del pulgar oponible

nos fue dado el poder de manejar y manipular el mundo físico. Todo

se nos hizo posible: desde sujetar un pluma para escribir, a coger un martillo,

por no decir nada del invento dé estos dos instrumentos.

Hemos creado grandes edificios en todo el mundo, y todo ha sido hecho

con nuestras manos. Las manos están relacionadas con la creación.

En la Capilla Sixtina, la obra maestra de Miguel Ángel, Dios extiende su

mano a Adán, y con este gesto le concede una porción de divinidad al

darle el poder de la creatividad.

Lo que imaginamos con la mente lo creamos con las manos. Por lo tanto,

las manos y el cerebro han sido complementarios desde hace muchísimo

tiempo. El cerebro imagina el mundo; las manos hacen realidad esa visión.

Un ataque de apoplejía suele afectar al uso de las manos. Esto quiere

decir que cuando disminuye la capacidad cerebral, también disminuye

la movilidad de nuestras manos. Esto mismo se observa en las personas

que sufren de senilidad. Es costumbre en Japón que, en los centros de

convalescencia y residencias de ancianos, las personas mayores practiquen

el origami, el arte de plegar el papel, para evitar los problemas de

la senilidad y mantenerse alerta mentalmente.

Y a la inversa, los niños que usan mucho los dedos desarrollan el cerebro

con más rapidez. Esto es particularmente cierto de los niños que estudian

algún instrumento musical que exige destreza de los dedos, como el piano,

por ejemplo. Esto favorece el desarrollo del cerebro y sistema nervioso.

Normalmente usamos las manos para que nos ayuden a expresar los

pensamientos y, muchas veces, para influir en los demás. Los políticos

 

saben esto muy bien. Cada vez que escuchábamos un discurso del presidente

 podíamos observar

el estudiado uso de las manos, para comunicar su liderazgo y dar seguridad

a las personas que lo estaban mirando. Las manos también

compensan nuestra incapacidad para expresarlo todo con palabras. Los

gestos de las manos son más animados cuando estamos frustrados (levantamos

las manos al cielo para expresar desesperación, por ejemplo)

o enfadados. Las manos también se usan para distraer la atención de lo

que se dice, tal vez para que no notemos la vacuidad de las palabras o la

importancia de su significado. Un gesto con la mano puede reforzar una

afirmación; una persona golpea la mesa con la mano o se golpea la palma

con el puño cerrado de la otra. O el orador u oradora puede tranquilizarnos

o distraernos con gestos más alentadores para disminuir el

peso o la energía de las palabras que dice.

Hemos de reconocer lo que trata de decirnos la persona con sus manos

cuando habla con nosotros. Las manos se usan de modo consciente

e inconsciente, por lo tanto debemos estar atentos a ambos usos.

Los orientales ven las manos de una manera muy diferente

de, digamos, la manera como las ve un estudiante de anatomía. Todo en

ellas posee un profundo significado personal: la palma, el metacarpo, el

pulgar y los dedos. Revelan el ser interior de la persona de modo similar

a como lo revela su cara. Veámoslo con más detalle.

Para empezar, las manos son una estación terminal de los meridianos

de acupuntura. Estos meridianos, seis en total, bajan por el brazo y entran

en la mano y los dedos. La energía desciende por los brazos, pasa

por las manos y dedos y sale del cuerpo. Los dedos, por lo tanto, son

puntos de descarga, o salidas, para la energía procedente del cuerpo.

Con mucha frecuencia, los desechos que no se pueden eliminar por las

vías normales -los intestinos, la orina, la respiración o la piel -, se canalizan

por los dedos, donde crean diversos problemas, entre ellos llagas,

uñas encarnadas, padrastros, infecciones y artritis.

Es bastante común la aparición de verrugas en los dedos. Según la

medicina oriental, constituyen una descarga del exceso de proteínas y

grasas de origen animal. Cuando aparece una verruga en un determinado

dedo, significa que esas proteínas y grasas se están descargando de la

parte del cuerpo correspondiente.

Extienda uno de sus brazos de modo que la palma y el lado interior del

brazo queden mirando hacia usted. Tres meridianos discurren por el lado

interior del brazo y siguen hacia los dedos. Por el borde superior del interior

del brazo pasa el meridiano del pulmón; continúa por el medio del

músculo grande de la base del pulgar y entra en el pulgar .

Los problemas que aparecen en el pulgar, por lo tanto, podrían indicar

problema en los pulmones.

Muchas veces se observa que el músculo grande de la base del pulgar comienza

a volverse azul o rojo. Cuando está azulado, el pulmón de ese lado

 

está inactivo. La sangre y el ki están atrapados en el pulmón y hay poco movimiento.

El dióxido de carbono se está acumulando en los alvéolos, que

son los diminutos sacos donde la sangre interacciona con el oxígeno.

El color azul en el pulgar también indica frialdad, lo cual favorece

aún más la acumulación de sangre y energía en ese meridiano y en el

pulmón. Una persona que tenga el músculo del pulgar azul tal vez está

deprimida, o muy triste y afligida por la pérdida de una amistad.

Los pulmones extraen el oxígeno del aire inspirado, lo envían a la sangre

y extraen de ésta el dióxido de carbono. Después, con la espiración,

expulsan el dióxido de carbono al aire. Según la diagnosis oriental, los

 

pulmones son los recipientes del ki. Vivimos en un mundo de energía

que nos rodea por todas partes y que también está en nuestro interior.

Respiramos esta energía en forma de aire y ki, y los hacemos accesibles

a nuestra sangre y células.

Cuando hay problema en los pulmones, disminuye nuestra capacidad

para inspirar oxígeno y ki. Por consiguiente, es más débil la fuerza vital,

en la forma de ki y de oxígeno. Percibimos nuestro estado debilitado.

Mientras tanto, los problemas parecen aumentar, y nos deprimimos al

pensar en lo que puede ocurrir. Si estamos deprimidos, debemos fortalecer

nuestros pulmones y hacer más respiraciones profundas.

Cuando vea un pulgar de color azul, recomiende a la persona que deje

de tomar todo tipo de productos lácteos, alimentos grasos y, sobre todo,

azúcar, incluidas las frutas crudas y zumos de fruta. El azúcar y los azúcares

de los zumos dañan los pulmones, son una de las principales causas de

neumonía. Pregúntele amablemente a la persona si toma drogas o fármacos.

Si la persona consume drogas sólo por diversión, sugiérale que el problema

de los pulmones está relacionado con ese consumo e ínstela respetuosamente

a que deje de consumir cualquier tipo de drogas. También

deberá comer mucha verdura de hoja verde, raíz de jengibre rallado en las

verduras, y arroz integral hervido o en olla a presión. Estos alimentos contribuyen

a restablecer la buena circulación y actividad en los pulmones.

La persona deberá hacer más ejercicio físico activo, sobre todo ejercicios

aeróbicos, como montar en bicicleta, correr, saltar abriendo brazos y

piernas, y hacer caminatas enérgicas. Esto estimula la respiración profunda

y elimina el dióxido de carbono acumulado. Al mismo tiempo hace

que la sangre circule más rápidamente por los pulmones, oxigenándolos

a fondo y despejando la congestión. Poco a poco, la depresión emocional

desaparecerá y la persona se volverá a sentir más fuerte y vital.

Cuando el pulgar o el músculo está rojo, hay una concentración de lo

que los sanadores orientales llaman energía del fuego en los pulmones.

La causa es la emoción excesiva, demasiados condimentos y una ambición

que no es apropiada en las circunstancias actuales de la persona.

Tenemos tendencia a desear que las cosas vayan más rápido de lo que

van. Cuando vea rojez en el pulgar, pregúntele a la persona si ha tenido

una alteración emocional reciente o si tiene mal genio. Pregúntele si ha

tenido alguna frustración o sí se ha sentido más estresada de lo normal.

Recomiéndele la misma dieta que para el color azul del pulgar, pero

también ínstela a que evite todas las especias, alimentos picantes, pimientos

y licor. La persona que tiene ardientes los pulmones deberá caminar y

pasear más. Deberá relajar la tensión y la ansiedad pasando más tiempo

en la naturaleza. Son necesarias más actividades relajadoras, como la oración,

la meditación en silencio y escuchar música apacible de compositores

clásicos. Las personas con energía de fuego en los pulmones deben aprender

a desvincularse más de su vida y a apreciar la belleza que las rodea y la

de su interior. Deberán tratar de no identificarse tanto con sus ambiciones.

 

A veces hay una rojez o hinchazón a lo largo de la cutícula o de los bordes

derecho e izquierdo de la uña. Eso indica una descarga del pulmón

causada por un exceso de alimentos yin o por drogas. Una persona que

tenga esa rojez o hinchazón deberá seguir las mismas recomendaciones

dadas en los párrafos anteriores y evitar el azúcar y los fármacos.

Los padrastros son síntomas de extremos en la comida y en los estados

emocionales, como demasiada pasión, frustración o rabia. Una persona

que tiene un padrastro deberá tratar de equilibrar su dieta y su

vida emocional siguiendo las recomendaciones dadas aquí.

De vez en cuando se ven protuberancias o erupciones en la piel del pulgar.

Si estas erupciones son blancas, están causadas por la eliminación de

productos lácteos y grasas animales del pulmón que corresponde a ese

lado del cuerpo. Si las erupciones son rojas, están causadas por exceso de

azúcar, fruta, zumo de fruta, especias y, posiblemente, algún tipo de droga.

Finalmente, para llevar más energía a los pulmones conviene frotarse el

músculo grande de la base del pulgar y también darse masaje en el propio

pulgar. En el centro del músculo del pulgar está el punto de fuego del meridiano

del pulmón. Si se siente deprimido, estimúlese profundamente

ese punto. Eso llevará más ki a los pulmones y favorecerá la circulación

sanguínea. Si tiene algo de rojez en el músculo, dé un suave masaje a ese

punto y visualice cómo se dispersa y sale del cuerpo el exceso de energía.

Cójase el pulgar con la otra mano y hágalo rotar en el sentido de las manecillas

del reloj durante unos minutos. Después haga rotar el otro.

Por el medio del lado interior del brazo pasa el meridiano del constrictor

del corazón ,que controla la circulación de la energía y

la sangre, y baja por el centro de la mano hasta la punta del dedo medio.

En el lado interior del brazo, a unos cinco centímetros más arriba de

las arrugas de la muñeca, hay un punto excelente para estimular la circulación.

Presione profundamente ese punto y sentirá una especie de

sensación eléctrica. También es posible que sienta un cierto dolor. Haga

ese masaje en ambos brazos.

La etimología de las palabras siempre revela algún sentido psicológico

sutil. A veces usamos las palabras y sus asociaciones sin saber conscientemente

sus significados más sutiles. Lo mismo puede decirse del conocimiento

más profundo e inconsciente de nuestro cuerpo. El dedo medio

siempre se ha asociado con la sexualidad; curiosamente, este dedo es el

receptor de la energía sexual que fluye por el meridiano del constrictor

del corazón y baja por el centro del brazo hasta el dedo medio.

Para fortalecer la energía ki de los órganos sexuales y mejorar la circulación,

haga rotar el dedo medio durante varios minutos, en ambos

sentidos. Estire suavemente el dedo, dándole un rápido tirón y soltándolo.

Esto va a liberar la energía estancada en el meridiano y contribuirá

a aumentar la circulación y la energía sexual.

 

Por el borde inferior del lado interior del brazo pasa el meridiano del

corazón, que llega hasta el dedo meñique, fluye por la parte interior de

éste, y al llegar a la yema dobla hacia arriba para terminar bajo la uña.

. Cuando hay rojez en la cutícula o en los bordes de la

uña del dedo meñique, quiere decir que el cuerpo está descargando exceso

de energía de la zona del corazón. Mírese las yemas de los dedos,

sobre todo del meñique. Si las yemas están rojas significa que el cuerpo

está intentando eliminar exceso de energía de los dedos. Si la yema del

dedo meñique está roja, el corazón está excesivamente estimulado. Esto

suele producirse por el consumo excesivo de estimulantes, sobre todo

de cafeína y alimentos condimentados.

Es posible que una persona enferma del corazón se queje de rigidez o

adormecimiento del dedo meñique, lo cual indica peligro de infarto o embolia.

Hay un punto importante del meridiano del corazón en la yema del

dedo meñique. Presione profundamente ese punto para estimular el

meridiano del corazón, sobre todo si hay algún tipo de trastorno cardiaco,

como por ejemplo angina de pecho o aterosclerosis. Al dar masaje

a ese punto en ambas manos, se estimula el corazón con ki. (Esta manipulación

puede servir para establecer una salud mejor, pero no es sustituto

de una dieta más sana ni de un sensato estilo de vida. )

Ahora gire el brazo de modo que quede mirando el dorso. En el dorso

del brazo hay otros tres meridianos: los del intestino grueso, el triple

calentador y el intestino delgado.

El meridiano del intestino grueso  nace en el dedo índice,

sube por el brazo, pasa por el codo y parte superior del hombro, sigue

hasta el costado de la boca y llega hasta un punto donde se encuentra la

ventanilla de la nariz con la cara. En la mano, pasa por el dorso, por encima

del músculo que sobresale cuando se juntan los dedos pulgar e índice.

En general, a los puntos de acupuntura se los llama tsubos. Hay un

importante tsubo directamente en el centro de ese músculo grande situado

entre los dedos pulgar e índice, en el dorso de la mano. Este punto

se llama Go Ko Ku. Presione ese punto hundiendo la yema del pulgar

en el músculo y dando un masaje hasta encontrar el «lugar caliente», es

decir, donde hay la mayor sensibilidad. Cuando haya localizado el punto

va a sentir una especie de sensación eléctrica y, según cuál sea la salud

de su intestino, tal vez un grado de dolor. Un dolor agudo significa que

hay energía atrapada en el intestino grueso; puede haber estancamiento

y estreñimiento. Sin embargo, las personas que sufren de diarrea también

pueden sentir bastante dolor al presionar ese punto. Presione profundamente

el punto con un movimiento circular en sentido de las manecillas

del reloj. Esto va a tonificar el meridiano y el intestino grueso,

restableciendo la armonía.

A veces este punto podrá mostrar mucha sensibilidad en una mano

mientras que en la otra no se siente ningún dolor. Eso significa que el

lado doloroso tiene mucho ki estancado, en tanto que el lado insensible

 

carece de energía. Dé masaje a ambos lados para llevar equilibrio al meridiano

del intestino grueso.

El masaje de este punto es también bueno para provocar movimientos

de vientre. El Go Ko Ku es casi milagroso para estimular el intestino grueso

y así eliminar desechos. Go Ko Ku también produce cierto equilibrio a

todo el organismo. Siempre que se sienta mal o débil, siéntese en un lugar

tranquilo y presiónese el punto Go Ko Ku: eso le producirá un cierto grado

de estabilidad a todo el organismo. Yo también me presiono ese punto

cuando me están realizando un trabajo dental, para sentir menos dolor.

Es muy importante dar siempre el masaje en los puntos de ambos

lados del cuerpo. Lo que intentamos es crear equilibrio, por lo que estimulamos

o relajamos ambos lados del cuerpo equitativamente.

Por el medio del dorso del brazo pasa el meridiano del triple calentador.

 Como dije, controla la energía de las tres partes

principales del tórax: la parte superior, que corresponde al corazón y los

pulmones; la parte media, que corresponde al estómago, bazo y páncreas,

y la parte inferior, que corresponde a los intestinos y órganos sexuales.

El meridiano del triple calentador fluye por el dorso de la mano y entra

en el dedo anular. Está asociado con el corazón y con la unidad conjunta

de cuerpo, mente y espíritu; yo creo que por ese motivos llevamos

en ese dedo el anillo de matrimonio.

Ocasionalmente se ven personas mayores que sacuden la cabeza hacia

arriba y hacia abajo cuando hablan. Puede haber varias causas de ese

movimiento; entre otras, la enfermedad de Parkinson. Otra causa podría

ser un desequilibrio en el meridiano del triple calentador; los tres

centros de energía no están coordinados. Uno de ellos, tal vez el centro

del corazón, está estimulado en exceso: hay demasiada energía allí. Uno

o los dos restantes, generalmente los intestinos, están más débiles. El exceso

de energía en el corazón es causa de excesiva estimulación del sistema

nervioso, lo cual es a su vez causa de ese movimiento de la cabeza.

Los remedios recomendados son ejercicio, Ohashiatsu y un cambio a

una dieta más equilibrada que mejore el estado de los intestinos y disminuya

la energía que rodea al corazón.

 

Para equilibrar las energías del triple calentador, estimule el dedo

anular retándolo, como expliqué anteriormente, en ambos sentidos, y

estirándolo con un suave tirón y para soltarlo después.

Finalmente, hay dos meridianos localizados en el dedo meñique: el

del corazón, explicado anteriormente, y el del intestino delgado.

El meridiano del intestino delgado nace en la uña del dedo meñique,

sube por el dorso del brazo, llega al omóplato, y desde allí sube por la

espalda y cuello hasta un punto al lado de la cara situado delante del

conducto auditivo (véase pág. 104). Las erupciones de la piel allí podrían

indicar congestión y estancamiento en el meridiano del intestino

delgado.

De vez en cuando, la almohadilla o músculo del borde de la mano

bajo el dedo meñique está excesivamente roja. Eso significa que hay estancamiento

de sangre en los meridianos del intestino delgado y del corazón.

Probablemente la persona tiene dificultad para nutrirse adecuadamente

en la vida. Por lo que toca a la digestión, ese color rojo significa

que la asimilación de los elementos nutritivos está obstaculizada. Observe

el labio inferior; ¿está demasiado tirante o hinchado? Si está tirante,

indica que el intestino delgado está demasiado contraído; la sangre

está atrapada y hay poca circulación. La persona necesita hacer más

ejercicios que le estiren la parte central del cuerpo y le aumenten la circulación

hacia el intestino delgado. La dieta deberá ser más yin, es decir

más ligera, más mojada, con menos pastas horneadas. Esta persona deberá

evitar la carne roja, los alimentos grasos y la excesiva cantidad de

aceite, mientras no mejore el trastorno.

Si el labio inferior está hinchado, quiere decir que el intestino delgado

está expandido y débil. Según cual sea la salud general de la persona, podrá

comer más cereales y alimentos de cocción más larga, como las legumbres.

Un maravilloso ejercicio para las manos es sacudirlas vigorosamente

durante unos minutos. Eso aumenta el ki a lo largo de los meridianos

que pasan por las manos y mejora la circulación.

Veamos la relación entre los dedos y las palmas.

Si la palma es más larga que los dedos, eso indica que la persona

trabaja más prácticamente y menos intelectualmente. Esto es especialmente

cierto si la palma es grande y cuadrada y los dedos cortos y anchos.

Los dedos cortos y anchos indican capacidad de constructor,

carpintero o mecánico. La persona con esos dedos entiende cómo funcionan

las cosas.

Las manos cuadradas indican falta de interés por los asuntos intelectuales

y preferencia por los placeres elementales y sencillos. La persona

que tiene esas manos disfruta con la conversación sin complicaciones, y

es franca, incluso brusca; tiene una actitud sin adornos ante la vida. Estas

personas son más físicas que mentales; son amantes de la comida

 

abundante y comen sin discriminación. Mi consejo es que se guarden de

abusar de su corazón y de su sistema nervioso, sobre todo con alimentos

grasos y aceitosos y con carne.

Las personas cuyos dedos son más largos que la palma son muy intelectuales

y tienen marcadas capacidades mentales. Tienden a ser más

amables, pasivas y artísticas. Son selectivas en sus gustos, sobre todo el

tipo de actividades que les gustan (se inclinan por las artes) y el tipo de

alimento que comen. He notado que pueden ser muy melindrosas para

comer, y que disfrutan especialmente del vino y los dulces.

Las personas que tienen la palma y los dedos de igual longitud tienden

a tener naturalezas más equilibradas, es decir saben disfrutar tanto de

las actividades físicas como de las mentales. Sus naturalezas equilibradas

las llevan invariablemente a trabajos de oficina, o a cargos de liderazgo

en empleos de trabajo intensivo.

En general, cuanto más cuadrada es la mano, más fuerte es la constitución.

Cuanto más estrecha y puntiaguda es la mano, más delicada es

la constitución.

Las manos indican lo flexible que son nuestras mentes y cuerpos. Hagamos

un ejercicio para ver lo flexibles que son nuestras manos. Coloque

las manos juntas en posición de oración delante del pecho. Con

los dedos de ambas manos tocándose, separe lentamente las palmas. Los

dedos y las palmas deberán formar un ángulo recto. Es decir, las palmas

deberán estar en posición horizontal y los dedos en posición vertical,

sin dejar de tocarse.

Si puede hacer este ejercicio, tiene una flexibilidad razonablemente

buena de manos, mente y cuerpo.

Las manos flexibles denotan a una persona que está abierta a diversas

opiniones y que tiene un intelecto flexible. Normalmente estas personas

son creativas y les resulta fácil sortear los obstáculos que se encuentran

en su camino. Sus relaciones son menos conflictivas y menos tensas.

Las manos con poca flexibilidad o rígidas denotan a una persona

conceptual, tal vez rígida e incluso terca. Si las manos son inflexibles y

fuertes, a la persona no le importa lanzarse de cabeza contra los obstáculos

y luchará por hacer valer sus principios. Las personas que tienen manos

fuertes e inflexibles tienden a ser desafiantes cuando les parece necesario,

lo cual suele sucederles con más frecuencia de la conveniente.

 

jesus ludena...................lima - peru

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vistas: 130

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio