"Un viejo y sabio pájaro se sentó en un roble,
cuando más oía, menos hablaba.
Cuanto menos hablaba más oía.
¿Por qué no eres como ese viejo y sabio pájaro"

Moraleja; un sanador debe aprender a acallar el parloteo de la mente. Debe dejar ese espacio vacìo para que las frecuencias de la reconexión se hagan presentes en su ser y sean unidad con Dios el sanado y el sanador .
El sanador es sanado y el sanado es sanador; esa es la forma en la que se dá la sincronía con la luz.
Escuchando la sutilezas del interior.

Vistas: 200

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio