DOS RELIGIONES UN SOLO AMOR- ALMAS GEMELAS

 

Ella vivía en un país  árabe,  Alá  su espiritual jarabe

Cubierta de los pies hasta la cabeza, con amor en la mezquita ella reza

Al  Yama^ ah, ella asistía, con lagrimas se conmovía

Aanisa  es nombre, por su juventud todavía  no conocía hombre.

 

La guerra en su país le quitó a casi toda su familia, su corazón a Mahoma se afilia

Sale  en busca de refugio a un país lejano,  con su pequeño hermano

A una nación latinoamericana llegaron, ambos se abrazaron y lloraron

ACNUR  los envió a una fundación, para recibir ayuda y colaboración.

 

La cultura era muy diferente,  por su idioma no se podían comunicar con la gente

Pero en la fundación había un gran hombre,  Juan es su nombre

Cristiano que rezaba el rosario, casi a diario

Hacía sus plegarias a Jesús el Nazareno,  de amor  hacia los demás estaba lleno.

 

Cierto día en el pasillo ellos se tropiezan,  sus miradas se atraviesan

Aanisa agacha el rostro y pide perdón,  su humildad el gran don

Él habla el leguaje de ella, que en la mente de la mujer deja huella…

Luego sale corriendo, y solo el suelo viendo.

 

En su mente estaban las palabras de Juan y su retrato,  el alma temblaba si como entre los dos hubiera un contrato

El también la recordaba,  como maravillosa hada su mente la dibujaba

Al día siguiente Juan se acercó  a Aanisa, ella sintió una dulce brisa

Él le dice  en idioma árabe: eres una mujer maravillosa,  espiritualmente preciosa…

 

Ella agacha su mirada, pero en el fondo estaba enamorada

Ella dice: no es bueno que una mujer soltera hable  con un hombre, ni siquiera se su nombre

En mi país ya me hubiesen castigado,  por haberle hablado y mirado

Así que  por  Alá no me platique más, usted es de otro país además.

 

Juan le dice: se lo tu dogma, también de tu maestro Mahoma

Pero esta tierra es neutral, y el amor en cada corazón especial

Yo soy un hombre respetuoso, gentil y amoroso

Solo deseo su amistad,  le hablo con la verdad.

 

Aanisa sale de rapidez,  él se siente enamorado por primera vez

Su hermano la estaba viendo, sale de tras de ella corriendo

Luego se le acerca y le dice: hermanita de mi alma, se que tu corazón está confundido y no tiene calma

Pero recuerda que  los dos solos hemos quedado, el pasado ya se ha terminado…

 

Juan es un hombre  respetuoso y amable, de todos los refugiados aquí responsable

Sé que somos de distintas religiones, y  diferentes regiones

Pero debes de darte una oportunidad,  el amor va más allá de una religión y la alma gemela una total verdad

Las mujeres como los hombres tienen los mismos derechos,  por Alá todos iguales fuimos hechos…

 

No  dejes pasar esta oportunidad,  los dos  se amán a primera vista en verdad.

Ella lo abraza y sonríe en medio del llanto, lo cubre con su manto

 A la siguiente semana  ella se acerca a Juan  y lo saluda,  le dice: buenos días, que bonito que es Jesús, Mahoma   y Buda

Ambos sonríen y comienzan a dialogar, desde ese día  inició más fuerte el amar.

 

Ambos  ayudaban a los refugiados,  también a los desamparados

Al año siguiente por lo civil  se casaron, luego ellos dos y su hermano al mar llegaron

 Su hermano los bendijo, y esto dijo:

Que el amor los una eternamente,  Dios, Alá es total libertad evidentemente…

 

Que el universo  los llene de felicidad, ternura y por siempre unidad.

Juan y Aanisa se besaron,  su pacto sellaron

Ahora no practican ningún dogma, uniendo  interiormente a Jesús y Mahoma

Al tiempo dos hijos nacieron, y felices todos vivieron.

 

Gracias Dios porque en ti no hay religiones,  amor y paz en todas las naciones.

Bendiciones,

Yider Elder Araque Cerón

 

Vistas: 354

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Yider Araque el miércoles

Gracias querida Lucia Esther, Dios te bendiga.

Comentario de Lucía Esther Giamberardino el martes

¡Qué tan hermosa  historia! Mi gratitud  por rescatarla y compartirla.  Un abrazo Yider y roguemos por que sean muchas las vivencias que como la de Juan y Aanisa terminen así y muy especialmente  ese cruel conflicto que parece no tener fin. Diosito ponga luz y amor alli y te bendiga infinitamente.

© 2017   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio