Activación de la Plantilla Diamantina. Primera Síntesis. KAI Quantum Holoforms

http://quantumholoforms.com/kai/wp-content/uploads/2017/01/Sintesis-1.jpg

Canalización de la Ballena Madre

Este es un nuevo espacio que se abre con la intención de brindar energías cálidas de contención y Amor para este tiempo y espacio en el que la Humanidad se está moviendo. La Plantilla Diamantina es un grupo de energías de apoyo para la liberación y trascendencia de las emociones que se encuentran atrapadas en el interior del cuerpo físico y la memoria celular. Emociones que representan residuos energéticos relacionados con la historia del Alma en relación a la Tierra. Emociones que representan a la consciencia colectiva y al mismo tiempo son residuos de la historia personal de cada uno.

La Plantilla Diamantina ha sido creada por la Conciencia Cetácea y se encuentra custodiada por las Ballenas. Su energía proviene directamente de la Rejilla Cristica de la Tierra y está creada de acuerdo a la vibración del Rayo Opalescente. Este es un Rayo de Luz de muy alta vibración que ingresó de lleno a la Tierra a mediados de septiembre del 2016, como consecuencia de la Alineación Galáctica, en la que la Tierra entró de lleno a recibir las energías provenientes del Sol Central de la Galaxia y la Galaxia de Andrómeda. Estas energías que provienen del Sol Central en alineación con Andrómeda comenzaron a crear nuevos espacios para la expresión del Alma y al mismo tiempo abrieron el espacio para la elevación de la vibración de la Rejilla Cristica Planetaria, creando espacios para la recepción o percepción de nuevas octavas de los colores.

El Rayo Opalescente por su parte es una octava más elevada del Rayo Arcoíris y por si mismo representa la apertura de los canales de conexión con la séptima dimensión. Es un apoyo para el nacimiento de los nuevos niños y las vibraciones que comenzaran a abrirse a través de la consciencia del Ser Humano.

Mientras el Rayo Arcoíris contiene las energías para la apertura hacia la quinta dimensión y representa la Unidad, Compasión y Respeto. El Rayo Opalescente representa la integración de la polaridad mediante el Amor. Llega en este momento al planeta para ayudar a solventar el dolor que se encuentra acumulado en el cuerpo de las personas y que a raíz de ello el ego continúa siendo alimentado y sosteniendo el poder sobre la Consciencia. La dualidad es una realidad en la Consciencia del Ser Humano hasta que su Luz y Oscuridad interior disuelven la brecha que las separa, creando dentro de si la Unidad.

Bien sabemos que la dualidad es la cualidad inherente de la tercera dimensión y que está forma parte de la experiencia de vida que se obtiene en la Tierra. Sin embargo, el momento Galáctico en el que nos encontramos convoca por sí mismo a ver más allá de todo ello y abrir la Consciencia hacia entendimientos mucho más amplios, en los que la dualidad ya no es la totalidad, sino solo uno de los aspectos de la creación.

El Ser Humano por sí mismo puede llegar a experimentar la Consciencia de la Unidad y vivir la disolución de la dualidad aquí mismo en la Tierra, mientras habita en su cuerpo físico. Para ello, es necesario abrir la perspectiva hacia esa posibilidad y no atarse en la limitación que la experiencia de la tercera dimensión supone. Al final de cuentas, el regalo oculto de la tercera dimensión es justamente la oportunidad de integrar y crear la Unidad disolviendo la separación interior. Para ello es necesario ser consciente de todos los aspectos ocultos de uno mismo y hacerse responsable por todos y cada uno de sus actos y consecuencias. Para conocer la Unidad es necesario tomar de la mano tu Luz interior y al mismo tiempo tu oscuridad interior, pues mientras un aspecto rechaza al otro la dualidad se perpetua. En ese aspecto el Rayo Opalescente es una ayuda muy grande, pues crea puentes de conexión que solventan la brecha de separación interior al abrir espacio para la sanación de las emociones dolorosas no trascendidas, puesto que estas son las encargadas de ensanchar la brecha de separación interior.

El Alma del Ser Humano es verdaderamente multidimensional y aun cuando no lo recuerda o experimenta conscientemente, su Alma se encuentra extendida a través de todas las dimensiones viviendo en muchos y muy distintos estados de consciencia.

Lo que conoces de ti mismo, este personaje que miras todos los días en el espejo, es solo un aspecto de los muchos que eres, de manera simultánea a través de las dimensiones. Estas aquí existiendo mediante la experiencia de solamente una fracción de la totalidad que tú existencia es y en cierta manera te percibes atrapado y desconectado, aunque realmente no lo estas. Tu atención se mantiene ocupada con las vivencias que ocurren en tu día a día y sin darte cuenta te pierdes de una gran cantidad de información que por sí misma está atravesando por medio de tu cuerpo. Tienes las sensaciones físicas correspondientes a ese flujo de información más no la logras retener a consecuencia de lo distraída que se encuentra tu percepción.

Minuto a minuto ingresan a través de tu cuerpo paquetes de información que fluyen desde las distintas dimensiones donde tu Alma se encuentra. Esos paquetes de información llegan a tu cuerpo de Luz y mediante tus chakras superiores fluyen hacia tu cuerpo físico, ingresando a través de tus glándulas para finalmente anclarse en tu ADN, convertirse en nuevos estados de consciencia y posteriormente proyectarse mediante el pensamiento y sentimiento a través de tu siete chakras del cuerpo para crear tu realidad. No percibes del todo la información, pero si sueles percibir los efectos físicos, los cuales pueden ser sueño, cansancio, dolores musculares, dolores en las articulaciones y dolores de cabeza e incluso mareos.

Claro está, tu cuerpo recibe esa información que va dirigida hacia tu Consciencia, más no la percibes porque tu Ego está acaparando toda tu atención. Como consecuencia se crean esos efectos físicos, pues las glándulas no logran trasladar la información hacia los siete chakras del cuerpo, ya que estos justamente son los encargados de crear los filtros con los que proyectas tu realidad en la tercera dimensión y normalmente estos se encuentran gobernados por tu ego a través de sus miedos y limitaciones. Tu cuerpo se satura de información que no puede ser usada y colapsa creando esos incómodos efectos físicos. Pues bien, la Plantilla Diamantina llega en este momento para ayudar en ese proceso.

Es verdad que la Tierra ha cruzado una serie de puertas estelares a lo largo de los últimos diez años. Es verdad que la Tierra está viviendo un proceso de Alineación Cósmica y es verdad que el 21 de diciembre del 2012 la Tierra se situó en un espacio cósmico apto para recibir de lleno la oleada de energía proveniente de Sol central llamada “Banda de Fotones”.  Ciertamente ustedes no han percibido del todo los cambios que se esperan como consecuencia de todo ello. Más no es la Tierra la que n

Vistas: 500

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de lucia teresa yarade el julio 2, 2018 a las 5:56pm

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio