Y LA VIDA SIGUE

En mi opinión, no siempre nos hemos parado a tomar consciencia del significado real de muchas de esas frases hechas que hemos oído y dicho en numerosas ocasiones, y ésta es una de ellas.

La decimos, o la escuchamos, y parece que con ella podemos dar por zanjada una conversación que ha llegado a su fin; al decirla filosofamos con una filosofía ajena, con una frase cargada de verdad que lleva encerrada entre tan pocas palabras el compendio de todo el conocimiento y la sabiduría de la humanidad. La decimos y con ella sustituimos nuestra opinión personal… o nuestro desconocimiento.

Es la realidad que la vida sigue. Incluso cuando no somos conscientes de que está sucediendo, siempre es así. Mientras disfrutamos y mientras dormimos. Mientras la aprovechamos y mientras la perdemos. En cada instante la vida y nuestra vida siguen. No se detienen.

Es interesante tener esto claro porque en numerosas ocasiones nos quedamos aferrados a un instante, una rabia, un desconcierto, un sufrimiento, o el pasado, y mientras permanecemos anclados a ello nos estamos perdiendo de vivir la parte del presente en la que estamos.

Perdemos el tiempo y la vida sigue. Estamos distraídos y la vida sigue. Estamos furiosos, rabiosos, poseídos por la ira, en la más desastrosa inconsciencia y, mientras, la vida sigue. En algún momento llegamos a cierto período de nuestra vida –el Tiempo de los Arrepentimientos- en el que un rápido balance de lo que ha sido o lo que está siendo nuestra estancia en este mundo nos presenta muchos momentos de vida sin VIDA, y nos viene a la mente esa verdad de que la vida es IRREPETIBLE e IRRECUPERABLE, y un pesar inconsolable se instala en nuestra alma, un abatimiento desconsolado nos invade, y una angustia que no encuentra alivio se hace dueña de nosotros.

Ahora, con gran penar, descubrimos en carne propia eso de que la vida sigue. Ha seguido. Y nosotros no hemos sido conscientes de ello, no le hemos sacado todo el jugo a todo lo que nos ha ofrecido. Una tragedia que ni el llanto ni el arrepentimiento van a conseguir remediar.

La vida sigue. La vida pasa. Y queda claro en esta conocida poesía.

INSTANTES

Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años...
y sé que me estoy muriendo.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, suscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado este artículo ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Vistas: 154

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Raul Torres el julio 27, 2019 a las 7:44pm

Nuca es tarde para vivir mi tia enviudo 5 veces antes de morir a los 97. Namasté

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio