La familia Riquetti, tenía una maldición, el vampirismo dominaría por toda su generación

La única forma  de contrarrestarla era enterrándose una daga al corazón,  así dejarían de existir y se acabaría la maldición

El Padre y la Madre en el desespero a sus hijos sacrificaron, y luego ellos con su vida acabaron

Pero su hijo Bruno, despertó, la daga no había tocado su núcleo; él mirándolos tristemente se levantó.

 

Pidió clemencia al cielo, no encontraba consuelo

Enterró a su familia con amargura,   escondió fuertemente su dulzura

Pasaron tiempos sobre tiempos,  olvidando los amorosos vientos

Él era un hombre muy acaudalado, los negocios los hacía en las noches  en su mansión encerrado.

 

Para la gente  decía que era muy raro su comportamiento, pero las obras que Bruno hacía, a cada persona mantenía contento

Como él no envejecía, después de unos años se cambiaba de ciudad, su  ser interior no sentía tranquilidad

Bebía sangre de animales para no dañar a la humanidad,  por momentos deseaba clavarse la daga para tener infinita libertad

En 1891 se mudó a  París, en sus afueras,  compró la mansión Richelieu, tenía bellas esferas.

 

Los empleados en la noche trabajaban,  de día las puertas se cerraban

Eran bien remunerados, mantenían siempre callados

Anne, una humilde empleada,  tenía esencia de bella hada

Permanecía  con mucha alegría, vibraba en alta armonía.

 

  Bruno, la apreciaba, y siempre la miraba

Algo sentía su alma, ella le daba calma

Un día ella el piso limpiaba, él por su nombre la llamaba.

Le dijo, Anne, ¿deseas escuchar mientras toco el piano?, Ella dijo, claro que si patrón y amado hermano.

 

Las palabras dulces penetraban a su corazón, por Anne, Bruno estaba entrando al amor en expansión

Cada melodía, ella en su alma el cariño sentía

Al terminar con lágrimas y aplausos se expresó, luego en la mejilla inocentemente lo besó

En ese instante él se sentía en el paraíso, parecía que cupido le enviaba un dulce aviso.

 

Bruno contrató a Anne  sola para estar en las noches a su lado, por primera vez él se había enamorado

 A luz de la luna él la llevaba a pasear, la torre Eiffel,  era su maravilloso mirar

Navegaban  por río Sena, debajo del puente Mairé,  una canción a Anne,  armoniosamente suena

Luego se besan con cariño, parecía alma pura de inocente niño.

 

Se conjuraron amor eterno, todo era  sorprendentemente tierno

Él  la invitaba a comer coq au vin, terminaba con un vino  tonel,  parecía que su historia no tenía fin

La música ópera le encantaba,  con ojos cristalinos ella lo miraba.

A las 5 a.m. Anne se despedía de su amado,   y salía cada empleado.

 

 Bruno, después de beber sangre al sótano iba dormir, era la maldición de su existir

Pasaron los meses y ella deseaba saber la verdad, le preguntó a Bruno,  amor, ¿por qué salimos solo en la oscuridad?

Él la amaba tanto que le contó lo sucedido;  la historia que había vivido

Anne, llorando lo abrazó, mentalmente el padre nuestro rezó.

 

Decidió amarlo y aceptarlo como era,  de la  más bella manera

Vivieron felices todas las noches, donde solo existía el amor y no existían los reproches

Pasaron los años y ella envejecía; él de 35 años parecía

Bruno, triste estaba, porque Anne a los 75 años, una enfermedad sus almas los apartaba.

 

Ella moribunda le dice, te amo por toda la eternidad, sé que  Dios tendrá piedad

Un beso en la mejilla le dio, y a la eternidad  partió

Bruno, llorando la cargó en sus brazos, fuertes eran sus indestructibles lazos

Luego tomo una daga y  a  su corazón la enterró, en su agonía pidió perdón a Dios  y sus ojos cerró.

 

Dos luces se abrazaron y  al amor del padre- Madre  entraron…

Año 2014,  Honoré, entraba a la cafetería,  por fin a Mia, en vivo conocería

Se habían escrito virtualmente, amor puro pasaba `por cada mente

Se vieron a los ojos, como recordando vidas pasadas, luces estelares pasaban por sus miradas.

 

Se abrazaron y  se besaron;  luego esperaron la noche y tiernamente pasearon

Honoré dijo,  Mía, me siento como el vampiro de tu amor, voy besar tu  cuello con tierno honor

Ambos sonrieron y felices se sintieron.

Gracias Dios por esta vampírica historia, la oscuridad también verá la luz e irá a la gloria.

Bendiciones,

 

Yider Elder Araque Cerón

 

Vistas: 596

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Yider Araque el julio 18, 2015 a las 11:04pm

Gracias querida Amparo ,Dios te bendiga!

Comentario de Amparo Caballero Borja el julio 18, 2015 a las 6:24pm

Yider:

el amor, el amor te inspira.

Comentario de Yider Araque el julio 17, 2015 a las 7:57pm

Gracias querida Susana, Dios bendiga tu santa alma!

Comentario de Susana Raffo el julio 17, 2015 a las 4:15pm

Que tema dificil !!!  Que bien te expresas Yider. Gracias y bendiciones.

Comentario de Yider Araque el julio 17, 2015 a las 2:41pm

Gracias Maria del Pilar, bendiciones a tu bella alma!

Comentario de Yider Araque el julio 17, 2015 a las 2:41pm

Dios te bendiga querida Maestra, lindo muñequito.

Comentario de MAYA el julio 17, 2015 a las 12:28pm

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio