No buscaste la espiritualidad, siempre compraste la piedad

Encontraste  la felicidad en los placeres, olvidaste el Cosmos y sus deberes

El cariño siempre tenía precio, por el bajo de recursos sentías desprecio

Maltrataste la naturaleza, a tu alrededor no había belleza.

 

La Ingratitud te perseguía, el ego era tu guía

Jugabas con varios romances, avaricia eran tus alcances

Rendías culto al dinero como dios en primer lugar, se te olvido el verdadero amar

Humillabas sin cesar, nunca tu mente pudiste callar.

 

Siempre tuviste todo lo material, pero aborrecías lo espiritual

Mirabas la belleza y posición social; eras el más oscuro elemental

Nunca tuviste paz interior, todo en ti fue  desamor

Sufrías en silencio tu dolor, huía de ti el verdadero amor.

 

 Te mezclabas con la  falsa sociedad,  siempre dominaba la maldad

No aprovechaste el privilegio que la Fuente te dio, después de unos años tu cuerpo murió

Abriste tus ojos en medio de la pobreza, reencarnaste para aprender la lección y encontrar interiormente la belleza

Gracias Dios porque encontré la luz, ya  dejé de cargar de mis anteriores vidas la cruz

 

Bendiciones,

Yider Elder Araque Cerón

 

Vistas: 86

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio