Es tiempo de soltar amarras, de levar anclas y de abandonarme a la Libertad. De tanto pelear conmigo se me estaba olvidando qué sabor tiene la sonrisa.
Qué bien cuando no controlas a nadie, cuando no exiges que te rindan cuentas, cuando tiras a la basura la carpeta de los rencores. En esta nueva etapa que comienza, no quiero una brújula en blanco, ni siquiera un cuaderno; no tengo donde guardarlo.
Ven aquí, a este lado de la vida, yo te invito; ven, aquí se está más fresco y se respira mejor.
Lo que te digo, es en verdad muy delicado, porque te obliga a caminar sin excusas, sin la posibilidad de echarle la culpa a los demás, pero definitivamente es el camino
En esta nueva etapa que te propongo, nada es por casualidad, nada pasa por accidente, todo tiene un por qué en el mundo de la voluntad y nos toca asumir la responsabilidad.
Por eso, sea cual fuere la razón por la que estés leyendo estas líneas, estoy seguro que tienes tus motivos y sus razones.
«Soltemos amarras y dejemos alegremente que el aliento de la libertad dirija nuestra vida»

Vistas: 60

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Maria Teresa Cadena el marzo 30, 2014 a las 5:31am

Gracias ... gracias.

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio