SER HONESTO, SER ÍNTEGRO

En mi opinión, los Seres Humanos tenemos la responsabilidad –de la que resultamos directamente beneficiados- de desarrollar hasta lo máximo todas las cualidades y virtudes de las que disponemos por origen y todas aquellas otras a las que podemos acceder.

Todo lo que nos dignifique como personas y todo aquello que nos ayude a desarrollar el potencial con el que nacemos y todo lo que contribuya a nuestro mejoramiento personal ha de ser desarrollado hacia su plenitud y ha de ser perfeccionado.

La honestidad es una de esas virtudes con la que podemos crecer como Seres Humanos. Comprende la rectitud, la honradez, la justicia, la pureza … todo lo que contiene es bueno. Por ese motivo es conveniente prestarle la atención y dedicación que merece, y hacer de ella nuestra bandera, que sea uno de nuestros principios primordiales e irrenunciables.

La honestidad también implica actuar de acuerdo con lo que se piensa y se siente. Ser coherente. Marcar unos valores… y respetarlos.

En las dificultades que pueden surgir al ser honesto está, precisamente, su valor, porque ser honesto existe un compromiso –que me gustaría que se entendiera como casi sagrado-, y en el resultado del respeto de ese compromiso personal es donde uno encuentra su satisfacción. Uno sabe y siente que si es honesto está siendo más él mismo. Está siendo como él sabe que en el fondo es y como él quiere ser y mostrarse.

Pasa lo mismo con la integridad. Es íntegro quien posee entereza moral, quien es insobornable, y por lo tanto quien no renuncia a sus valores y sus principios y se empeña en defenderlos y proclamarlos con la fortaleza que se merecen.

Ser íntegro significa ser confiable, respetuoso, solidario, sincero, leal… tener una vida recta, honrada, intachable… y el cumplimiento de todo lo anterior –todo- depende exclusivamente de ti.

¿Quieres ser honesto e íntegro?

¿Vas a ser honesto e íntegro?

No siempre es fácil, pero siempre es hermoso.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, suscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado este artículo ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Vistas: 181

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Delfino Angulo Flores el junio 25, 2019 a las 1:08pm

Ser honesto..., ser íntegro..., que difícil resulta de realizar esto cuando en nuestra etapa evolutiva aún no comprendemos a esa Sabiduría infinita que vive y se expresa en nosotros..., al través de nosotros y en todo lo que observamos y nos rodea, ya que en ella vivimos, nos movemos y tenemos nuestro "SER". Esa integridad surge cuando en mínima proporción empezamos a comprender que no somos dueños del cuerpo que habitamos ni de los pensamientos o sentimientos que generamos, ya que en esencia somos un pensamiento, un sentimiento y un razonamiento emanados de la Gran MENTE. Todos los seres conformamos una Unidad. Todos somos UNO..., como llegaron a comprenderlo los Mayas y otras culturas ya desaparecidas.

Gracias amigo Francisco por esta gran reflexión que nos compartes. Namasté.

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio