Ser rudo no nos hace sentirnos bien

ni siquiera mientas lo estás siendo.

.

Ser genuinamente considerado,
por otra parte,
puede hacerte sentir
más positivo y fuerte
durante largo tiempo.

.

La rudeza y arrogancia
son signos inequívocos de
debilidad e inseguridad.

.
La Amabilidad y consideración respetuosa
son indicadores ciertos
de una confianza y fuerza con sólidos cimientos.

.

¿Cómo tratas a aquellos
a quienes no tienes ninguna razón para impresionar,
de quienes no tienes nada que ganar?
Dice mucho sobre tí,
Y la gente incluso se da cuenta de ello.

.

Aquellos que verdaderamente están en posición
de responsabilidad no necesitan ser arrogantes.

.
Cualquier impresión que desees producir en los demás
a través de arrogancia o rudeza
se contradice inmediatamente
por la arrogancia en sí misma.

.

No dejes que tu arrogancia
haga perder tu energía y te impida avanzar.
Utiliza cada encuentro
como una oportunidad para ofrecer
respeto y amabilidad genuinos.

.

Levanta el ánimo y las vidas de los que están a tu alrededor.
Y levantarás el animo tu propio mundo.

 

 

http://corazonsufi.wordpress.com/2009/08/

Publicado por Mario Balmore Castillo en Cusi Huasi

Vistas: 148

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio