¿QUE SON LAS ANTIGUAS FRECUENCIAS SOLFEGGIO?


¿QUE SON LAS ANTIGUAS FRECUENCIAS SOLFEGGIO?

Estas frecuencias de sonidos eran originalmente usadas en los cantos gregorianos, tales como el gran himno a San Juan Bautista, así como otros himnos.
Se creía que cuando se cantaban estos cantos se impartía una bendición y gracia especiales que ayudaban al desenvolvimiento de los rituales cristianos.
Las frecuencias contenidas en estos cantos fueron redescubiertas por Dr Joseph Puleocomo se describe en el libro de Leonard Horowitz.
Es una bendición para toda la humanidad el trabajo que han elaborado estas dos personas al devolvernos el tesoro de estas frecuencias.
 
UT – 396 Hz – Frecuencia para liberar el miedo y la culpabilidad
RE – 417 Hz – Frecuencia para deshacer las situaciones y facilitar el cambio
MI – 528 Hz – Frecuenica para la transformación y los milagros .Reparación del ADN
FA – 639 Hz – Frecuencia para la conexión y las relaciones
SOL – 741 Hz – Frecuencia para el despertar de la intuición
LA – 852 Hz – Frecuencia para volver al orden espiritual

 

Por ejemplo, la tercera nota, frecuencia 528, se relaciona con la nota MI de la escala y
se deriva de la frase “MI-ra gestorum”, que en latín, significa MILAGRO.

Sorprendentemente, esta es la frecuencia exacta usada por los biogenetistas para reparar
el ADN roto, el programa genético sobre el cual se basa la VIDA, sorprendente, ¿no?
 
¿Cómo se perdieron las Frecuencias Solfeggio?

Estas poderosas frecuencias fueron brindadas a la iglesia, muchos años atrás para
un propósito espiritual.
Recuerda que la Iglesia, servía como un lugar social, político y espiritual.
La gente asistía a la Misa, la cual, en esos tiempos, se decía en latín (hasta el Concilio
Vaticano II).
Cuando la gente cantaba en Latín, o en tonos, se generaba una energía muy poderosa, ya
que se conseguía atravesar todas las formas limitadas de pensamiento, y moverse
hacia niveles profundos del subconsciente, accediendo a percepciones más allá de
cualquier sistema de creencias.
(Una práctica similar es reconocida hoy en día a los monjes tibetanos, recuerden que
en artículos anteriores “La Gracia al Cantar”, hablamos de que no era el “canto”, sino lo
que sientes cuando lo haces).

La Dra. Candice Pert dice, “energía y vibración se dirigen todo el tiempo hacia
niveles moleculares”. Ella sostiene que tenemos 70 receptores diferentes en las moléculas
y cuando la vibración y la frecuencia alcanzan ese nivel, comienzan a vibrar.

Además, ella observó que “cuando comienzan a vibrar, se organizan para tocarse unas
con otras, para hacerse cosquillas, jugar, y montarse unas sobre otras” (la teoría de cuerdas
y súper cuerdas lo confirma).
Es un ritual de danza completamente energético, a niveles celulares, que abren
los cromosomas y expone el ADN a las frecuencias.

Cuando entonamos, hacemos cánticos, o percusión, esto puede ser una forma de dirigir
la energía para propósitos de transformación.

Vibración y sonido pueden ser usados, como la mayoría de las cosas, con una
intención positiva, o una negativa. Usados negativamente, pues ya sabemos que esto no
es más que control y manipulación. De manera las personas pueden acceder a niveles
más profundos de sí mismos. Por eso es que las Tonales de Solfeggio, son una de las
más puras maneras de hacerlo con intención positiva.

Adicionalmente, a medida que el Dr. Puleo investigaba los tonos con profundidad, dio con
un libro de cantos Gregorianos, escrito por el Profesor Emeritus Willi Apel,
quien argumentaba que los cantos que se usaban hoy día, eran totalmente incorrectos,
y minaban el espíritu de la Fe Católica”.
Además el Profesor Apel, reportaba que “ciento cincuenta y dos cantos,
estaban aparentemente desaparecidos. La Iglesia Católica presumiblemente “perdió”
estos cantos originales y qué crees, los cantos estaban basados en la antigua escala original de seis notas musicales llamadas “El Solfeggio”.

 Esmeralda López Vilchis

Vistas: 175

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio