¿QUÉ ES SER UNO MISMO?

En mi opinión, ese consejo tan bien intencionado y que suena tan rotundo, tan definitivo, tan claro, como la panacea de todos los males y la solución de todos los problemas, que nos lo dicen de vez en cuando: “Sé tú mismo”, es poco más que una frase rimbombante, petulante y pretenciosa, pero vacía de utilidad práctica.

Porque vamos a ver…Para “Ser uno mismo” primero hay que saber quién es uno mismo, y cuando uno se hace la pregunta ¿Quién soy yo? en la mayoría de las ocasiones se queda sin su respuesta adecuada –una que vaya más allá de decir el propio nombre y los apellidos- así que… SI NO SÉ QUIÉN SOY YO MISMO… ¿CÓMO VOY A SER YO MISMO?

Esta pregunta de ¿Quién soy yo? es muy complicada si se quiere responder bien, porque es una pregunta que se puede quedar en un simple juego mental intelectualoide; una pregunta que se hace la mente para tranquilizarse ella misma, pretendiendo tener la respuesta que necesita para cada pregunta, pero que la puede hacer dejándonos al margen de la ecuación, como si no tuviera algo que ver con nosotros, sólo de ella para ella.

Para saber quién es uno mismo –el humano que somos- y poder llegar a ser el Uno Mismo –el ser humano más el ser espiritual- que realmente somos, conviene hacerse la pregunta en el interior, y no en la mente sino en el vientre, o bien dejarla en el corazón, o en cualquier sitio al que la mente no pueda acceder para manipular la respuesta.

Por tanto, la respuesta no ha de ser necesariamente con palabras sino que puede estar basada más bien en sentimientos, en recuerdos ancestrales, en intuiciones que confirman sin decir nada, o en una fe en algo que no se sabe qué es pero se percibe como verdadero.

Creo que es más correcto sentirse, darse cuenta de que se es uno mismo porque las acciones, los actos, y el modo de ser y manifestarse, están de acuerdo con lo que uno intuye que es, porque cuando uno es y se manifiesta de ese modo hay concordancia interna, hay sensación de equilibrio, de paz, de que las cosas así están bien, de que hay bienestar, porque no se está haciendo un esfuerzo externo por quedar bien con los otros o por tener que cumplir sus expectativas.

Uno se siente seguro y cómodo, y no tiene la sensación de que está haciendo un esfuerzo ni de que es algo que, en el fondo, aunque no se quiera admitir, le resulta desagradable o falso.

Cuando uno es él mismo no hay conflictos interiores, no hay tensiones ni luchas: hay un suspiro y una sensación agradable de concordancia, de estar a gusto consigo mismo, de estar haciendo las cosas bien, como se tienen que hacer.

Ser Uno Mismo es obedecer a la propia conciencia, aunque para ello el paso previo es aprender a escucharla.

La conciencia es el árbitro que indica cuándo lo que se hace es lo correcto, o es el juez que dicta cuándo se están cumpliendo o no las leyes internas que cada uno ha marcado –en su conciencia, precisamente-.

Ser Uno Mismo es sentir la libertad de manifestarse sin opresiones, sin sentir la imposición de leyes ajenas, sin tener que dar explicaciones a otro que no sea él mismo, y la sensación impagable de darse cuenta de que uno está haciendo lo correcto.

Ser Uno Mismo es sentir cierta conformidad general fruto de una conexión entre el centro de paz del alma y la actuación externa que estamos manifestando. O sea, sentir que no hay contradicción ni conflicto entre cómo uno se siente y cómo uno se manifiesta.

Y no es necesaria ninguna otra cosa, nada más que sentirlo.

No hay un test que nos lo confirme, ni un metro que lo mida, ni unas cuantas condiciones que si se juntan –como en una fórmula química- dan como resultado ese estado de conciliación y concomitancia que pone en armonía lo interno con lo externo, lo que Uno Es con lo que uno está siendo.

En mi opinión, no hay que cumplir mandamientos externos, ni órdenes de un ordenante desconocido, ni acatar indicaciones sin discusión, ni seguir los mismos pasos que otros hayan dado. Se trata de ser uno mismo para sentir el Uno Mismo.

Y no hay más. Ser fiel a uno mismo. Ser fiel a los propios ideales y a las propias filosofías. Escuchar el propio corazón. Buscar la propia armonía y la propia paz. Ese es el Camino.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)
Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.
(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Vistas: 741

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Amparo Caballero Borja el diciembre 30, 2016 a las 7:04pm

Francisco:

excelente tema de reflexión: qué es ser uno mismo. Me dejaste con tarea, gracias.

Comentario de Maria Carmen Serrano Lara el diciembre 28, 2016 a las 3:07pm
Muchas gracias me gustó mucho, que aravillosa ...bendiciones"
Comentario de Francisco de Sales, Sánchez el diciembre 28, 2016 a las 9:56am

Gracias, Elisabely. Bendiciones para ti también.

Comentario de Francisco de Sales, Sánchez el diciembre 28, 2016 a las 9:55am

Comentario de Elisabely peña el diciembre 28, 2016 a las 8:50am
Muchas gracias me gustó mucho, bendiciones
Comentario de Francisco de Sales, Sánchez el diciembre 28, 2016 a las 3:31am

Gracias, Adriana. Y mis bendiciones.

Comentario de Adriana Diaz el diciembre 27, 2016 a las 3:39pm
Me gustó mucho este artículo, bendiciones!!!

© 2017   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio