Mujer iluminada de amor, crearte esta poesía es un gran honor

Tu misión era servir de corazón,  El, te guiaba más que tu razón

La humildad y piedad te caracterizaban;  tus pensamientos  te iluminaban

Decías hay que amar hasta el dolor,  porque sabias que de ahí nace el amor.

 

Serviste con entrega a los enfermos y pobres; gran dama de espíritus nobles

Inmune a las enfermedades,  los ángeles te protegían por tus hermosas cualidades

Rechazaste las riquezas,  con tu equipo de luz, todas relucían en divinas bellezas

Mujer de gran paz interior, iluminada obediente superior.

 

El ego lo tenías dominado, ser de espíritu infinito creado

La sabiduría caracterizaba tu esencia, vibrabas en altísima frecuencia

Diste ejemplo a tu comunidad, decías, por favor tengan amor y piedad

Seres como tú, vienen muy pocos a la tierra,  laboran para ver un mundo en paz y sin guerra.

 

Amabas a los humanos por igual, las diferencias no existían en ti, mujer  cósmica y especial

Ahora descansa en una elevada dimensión, dices al Padre, ya cumplí mi misión

Te admiro y tomo parte de tus enseñanzas; creo igual que tú, en mundo de amor, fe y esperanzas

Gracias Dios por nuestra hermana Teresa de Calcuta, ser sobre natural; viva la consagración especial.

Bendiciones,

Yider Elder Araque Cerón

 

 

Vistas: 121

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio