Desde un lugar de combate, caminan rápidamente tres soldados,  llevando en medio a su amigo herido y van muy desesperados

Mientras siguen su trayecto sin parar, el hombre moribundo comienza lentamente a hablar

Dice, nunca quise ir a esta guerra amigos de mi alma, hoy estoy mal herido y ya no tengo calma

Solo espero vivir para nuevamente mi familia abrazar,  por siempre los voy amar.

 

He  entregado  mi fuerza y valor, de nada me sirvió llevar la bandera del falso honor

Gracias por ayudarme a caminar, aunque todos estemos con este triste mirar

Nunca elegimos ir  a la guerra, pero las potencias por ambición están acabando con seres de la tierra

Nosotros solo somos sus marionetas, nos destruimos entre hermanos y nuestro corazón de dolor ya tiene grietas.

 

De repente el soldado va perdiendo el sentido, su alma y cuerpo se encuentra abatido

Sus compañeros lo bajan y le prestan primeros auxilios,  están desesperados con tantos peligros

El soldado dice, amigos ya no puedo resistir, por favor díganle a mi familia que tienen que ser fuertes en su vivir

Los amo con todo el corazón, a mis dos hijos y esposa que me recuerden como el hombre de amor y comprensión.

 

Cada soldado agacha su cabeza, lloran de impotencia y tristeza

Al instante el hombre  suspiró levemente, con lágrimas en sus ojos falleció el humilde ente

Partió su espíritu al infinito, donde hay armonía y todo es eternamente  bonito

Gracias Dios por llevar esperanza, tú eres mi paz y gloriosa confianza.

Bendiciones,

Yider Elder Araque Cerón

 

 

Vistas: 203

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio