MIRADAS ANCLADAS EN EL TIEMPO, DE VIDA.

¿Qué está permitido y qué no está permitido. Quién permite y quién se supone que debe obedecer? Este es un pensamiento de este mundo creado por mí, lo sé, o eso me parece.

¿Para qué los límites, las limitaciones, los no-es y los si-es?

Tal vez el ser-humano piensa y se cree, que desde un lugar de "mando" puede comandar lo que está ahí afuera, siendo eso que ve su propio espejo, rechazado hasta las trancas por uno mismo, en su realidad que le mantiene aquí, anclado en esa nube construida a medida para que contenga todo. Incluso las nubes tienen etiquetas, al igual que los pensamientos.

Observa el contenido de un pensamiento titulado y lo que en el acontece. Toda una vida se encuentra ahí, luego un pensamiento corresponde a una vida-pensamiento que decidí guardar, puede que desde ayer, puede que desde haces miles de años, millones incluso. Vidas contenidas en la nube. Mi nube.

Y observo el color de mi nube. Su color y textura. Incluso su voz aparente que me habla. Trato de espiritualizarme, de pensar como Él lo haría, si fuese yo, y pido ayuda al Espíritu Santo del que el Curso me habla. Mi guía Aquí. Dios no puede atender mi llamada. La hago confusa y distorsionada.

Deshacer un pensamiento es un modo cruel de tratarse a uno mismo. Es la continuidad de un trato de rechazo a lo que he creado. Mirar un pensamiento es, siento, una acción amorosa, una acción de observar su contenido, forma, lugar, personajes. Pensamiento y escena juntos, como un machi-hembrado que necesita una parte de la otra para ser completo.

Pensamiento y mente, juntas, sin rechazo alguno. Lo pensado como creado. Ese es el regalo. Tal vez has rechazado por un tiempo inmemorial este proceso del ser-humano que se cree cuerpo, que cree en la muerte y en todo lo que contiene. Pensamiento y mente, lo mío, a mi servicio para que lo vea, sin más requerimiento y ni siquiera esto es necesario que lo hagas; pero la voz me aconseja que sí, que siga por este sendero, que un poco más allá, al rodear la esquina, se encuentra la solución a lo que identifico como mi problema, aquí. Él me espera con sus brazos abiertos. Incansable. Lleva así desde el mismo instante en el que comencé mi sueño de separación. Lo recuerdo, y lo he comprobado algunas, muchas veces, pues he regresado a ese lugar, a ver-Le, sin que Él se diera cuenta. Le tenía miedo a no ser aceptado, pues el rechazo lo aprendí y lo mantuve en el tiempo como una forma de defensa propia.

La mirada, la voz, el tacto y el contacto, el sentir....todo se torna amable, como recuerdo que era una vez, que fue en un tiempo pasado que es presente. La luz ilumina. La paz se establece. El amor contiene. Gracias !!! Es el regalo en un instante.

Bendiciones a mis espejos.

Seguimos !!!

Vistas: 585

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio