LOS 5 RITOS TIBETIANOS PARA LA JUVENTUD

Toda sabiduría es antigua y, en realidad, no es un secreto. Cuando uno cree haber
descubierto algo nuevo y no conocido anteriormente, es probable que haya existido durante
centurias. No lo conocíamos sencillamente porque no hab íamos hecho ningún esfuerzo por
descubrirlo.
Y además, ¿por qué íbamos a hacerlo? ¿Por qué investigar en la sabiduría de antiguos
maestros si la ciencia y la tecnología modernas nos proporcionan todo lo que necesitamos y
deseamos? Creo que la mayoría de la gente piensa de esta manera hasta que padecen una
enfermedad grave. Entonces se ven forzados a enfrentarse, a su propia mortalidad y aparece
una nueva perspectiva de las cosas. Al darse cuenta de que la ciencia y la tecnología no
ofrecen solución a la crisis a la que se enfrentan, sus valores y prioridades empiezan a
cambiar. Despiertan a la vida. Comienzan a buscar una sabiduría que les ayude a
comprometerse con la vida de una manera plena y llena de sentido. Descubren la alegría de
vivir.
Después de años de trabajar como médico, descubrí que hay tres rasgos específicos en las
personas que se enfrentan a una enfermedad grave y consiguen sobrevivir más tiempo del
que esperaban: poseen un espíritu luchador, un deseo de aprender y cambiar, y recursos
espirituales.
Hace poco leí las palabras de un mahatma que decía que un individuo sano despliega tres
cualidades: acción, sabiduría y devoción. En otras palabras, había escrito las mismas
palabras que a mí me había costado tamos años descubrir por mí mismo. Si hubiese
encontrado esas palabras años antes, hubiera podido utilizar la sabiduría que encierran para
ayudar a más personas y podría haberme ahorrado una buena cantidad de tiempo y energía.
De igual manera, este libro puede hacerle ahorrar tiempo y energía. Contiene información
muy práctica y gran cantidad de conocimientos que puede usted utilizar para dar comienzo al
proceso de rejuvenecimiento. Y puede ayudarle a conseguir una vida más saludable y
satisfactoria. Cuando empiece a leer estas páginas y ponga en práctica su sabiduría, tenga en
cuenta estos consejos.
En primer lugar, cuando siga las instrucciones de este libro, sea amable consigo mismo. Si
se exige demasiado sólo conseguirá fracasar. En lugar de ello, vaya a su propio ritmo y a su
manera. Disfrute de sus progresos, incluso en momentos en que el progreso sea lento.
Recuerde que rejuvenecer es un proceso y sólo funcionará si usted disfruta de él.
En segundo lugar, véase a sí mismo como la persona que desea ser. Hay estudios que han
demostrado que la química del cuerpo se ve alterada por el papel que el actor interpreta. La
verdad es que todos somos actores en el escenario de la vida y que todas nuestras vidas están
conformadas por los papeles que decidimos interpretar. Para rehacer el reparto y cambiar el
papel, cambie el modo en que se ve a sí mismo y el mundo cambiará la percepción que tiene
de usted.8
Y así como los actores y los atletas ensayan y practican, lo mismo tiene que hacer usted.
Deje que este libro sea su entrenador. No lo utilice para esquivar a la muerte, sino para
mejorar su calidad de vida. Entonces sorpréndase agradable- mente de ver lo mucho que
vive. La longevidad no es la meta, es el resultado de una vida sana que se vive de manera
feliz.
Finalmente, no olvide nunca que el origen de la fuente de la juventud está en usted. Es el
encargado. Tiene el poder de activar los mecanismos de la vida y la muerte en su propio
cuerpo. No digo esto para culpabilizarle, sino para capacitarle.
No espere a estar a las puertas de la muerte para despertar a la vida. Empiece ya a vivir
plenamente su vida y ponga en marcha el proceso de rejuvenecimiento.

el cuerpo tiene siete
centros de energía que en castellano pueden ser llamados vórtices. Los hindúes los llaman chacras. Son
potentes campos eléctricos, invisibles al ojo pero muy reales. Estos siete vórtices gobiernan las siete
glándulas del sistema endocrino del cuerpo, y las glándulas endocrinas, a su vez, regulan todas las funciones
del cuerpo, incluyendo el proceso de envejecimiento.
El primer vórtice (llamado chacra raíz) se encuentra en la base de la columna. El segundo (el chacra sacro),
en la zona del bajo abdomen, debajo del ombligo. El tercero (chacra del plexo solar) está encima del ombligo
y debajo del pecho. El cuarto (chacra del corazón) se encuentra en el centro del pecho. El quinto (chacra de
la garganta), en la garganta. El sexto (chacra de la Frente) se encuentra en el centro de la frente, entre las
cejas. Y el séptimo y más alto (chacra de la coronilla) está situado en la coronilla de la cabeza.
En un cuerpo sano, cada uno de estos vórtices gira a gran velocidad, permitiendo que la energía vital, también
llamada prana o energía etérica, fluya hacia arriba a través del sistema endocrino. Pero si uno o más de estos
vórtices empiezan a funcionar lentamente, el flujo de energía vital se inhibe o se bloquea y... bien, no es más
que otra manera de llamar al envejecimiento y a la enfermedad con otro nombre.

Esos vórtices giratorios se extienden hacia fuera desde el cuerpo de un individuo sano, pero en los viejos,
débiles y enfermos apenas consigue alcanzar la superficie. La manera más rápida de recuperar la juventud, la
salud y la vitalidad es hacer que esos centros de energía vuelvan a girar normalmente. Hay cinco sencillos
ejercicios que permiten conseguirlo. Cualquiera de ellos es útil por sí mismo, pero son necesarios los cinco
para conseguir mejores resultados. No son en realidad ejercicios. Los lamas los llaman ritos., por lo que me
referiré a ellos de esa manera.

Los siete vórtices de energía del cuerpo rigen las siete glándulas endocrinas. Están situados formando una
columna de la siguiente manera: 1) la base de la columna; 2) el bajo abdomen, debajo del ombligo; 3) la parte
alta del abdomen, encima del ombligo y debajo del pecho; 4) el centro del pecho; 5) la garganta; 6) el centro
de la frente, entre las cejas; y 7) la coronilla.

Cuando los siete vórtices giran a gran velocidad y a la misma velocidad, el cuerpo está en perfecto estado de
salud. Cuando uno o más giran más lentamente, surge el envejecimiento y el deterioro.

Practicar los Cinco Ritos puede poner en marcha muchos cambios físicos. Inicialmente los ritos, que
estimulan la circulación, pueden tener efectos desintoxícate espectaculares, y ésta es una de las razones por la
que se aconseja ir aumentando las repeticiones gradualmente hasta hacer las veintiuna completas. Una vez
haya empezado, puede advertir que su orina es de un color más oscuro o tiene un olor fuerte. Puede sentir
picor o resquemor cuando orine. Las mujeres pueden desarrollar una infección vaginal. Puede notar un
cambio desagradable en el olor de su sudor o un ligero sarpullido en la piel. Puede desarrollar una ligera
infección de las vías altas respiratorias o incomodidad en las articulaciones. Estos síntomas tienen lugar
cuando el cuerpo empieza a excretar venenos y toxinas que están depositados en órganos, articulaciones y
membranas de las mucosas. Aunque son temporales y deben considerarse normales, consulte a su médico
para asegurarse de que estos síntomas no requieren atención médica

LIBRO.....LOS 5 RITOS TIBETIANOS

VIDEO.....VIDEO

JESUS LUDENA ......LIMA-PERU

Vistas: 114

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio