En la edad media, en el reino más grande del mundo; había una princesa muy bella, pero muy orgullosa. Humillaba a sus sirvientes, se creía la más hermosa de la monarquía.

Al ser mayor de edad, se realizó una fiesta  en el palacio para festejar sus cumpleaños y adquirir compromiso con un príncipe que ella decidiera.

Llegaron muchos pretendientes de reinos lejanos, se presentaron delante de ella, con la aspiración de algunos de ellos casarse en un futuro con la princesa.

Ella, rechazo a todos los príncipes, le parecían aburridos,  feos, otros demasiados prepotentes,  delicados… se burlaba de ellos.

Los reyes, padres de la princesa, dejaban hacer lo que ella deseara ya que  había crecido con esa forma de ser, inculcada por ellos.

El pueblo murmuraba de la princesa por sus malas acciones.

Un día la princesa salió a pasear al bosque y escucho una bella melodía, que atrapo su espíritu. Parecía esa flauta tocada por los dioses. Se acercó prevenidamente  al lado de un árbol donde salía la melodía; su corazón vibraba de emoción. Al ver quien tocaba el instrumento se dio cuenta que era un humilde pastor. Su ego la detuvo y mentalmente dijo, que asco quien toca la flauta es un don nadie; esa melodía debería ser de un príncipe.

La princesa se alejó rápidamente, pero su corazón amaba la melodía.

Todas las tardes iba al hermoso bosque a escuchar las melodías que tocaba el pastor con su flauta; ella se escondía de tras de un árbol para no ser vista.

Día a día la princesa notaba como iba cambiando  su personalidad, se asombró de ser más humilde, cordial y servicial. Sus padres, sirvientes y el pueblo; estaban impactados de su cambio y amor por el prójimo. Era aceptada y amada por todos.

Como todos los días acostumbraba se acercó al bosque a escuchar la melodía, pero esta vez deseó hablar con el pastor. Se dirigió a él y le dijo:- hola hombre de las bellas melodías, soy la princesa de este reino y mi vida cambio por completo de escuchar lo que tocas; parece música del reino infinito.

El pastor:- hola hermosa princesa, gracias por tus palabras, siempre te había sentido y tú me inspirabas para tocar las melodías.

La princesa:- pastor, ¿qué dicen las melodías?

Pastor:- claro que si hermosa princesa, las melodías tienen estas letras:

Eres la más humilde princesa, tu corazón rebosa de belleza

Eres la paz interior de tu alma, brindas alegría, amor y calma

Sirves al necesitado con cariño, tu espíritu volvió a ser de niño

Amas sin condiciones, te gustan mis bellas canciones

Eres justa y correcta, tu Luz va en ascensión recta

Serás en un futuro la reina, servirás con equidad a quien gobiernas

La felicidad nace de tu corazón, lo llevas en la mente con devoción

Amas a tus padres con sus cualidades, a ti bella princesa felicidades

El pueblo te aclama por generosidad, eres gentil y con piedad

Este ángel llego a cumplir su misión, te enseño el amor de otra dimensión

Padre-Madre Dios, te ama, eres su hermosa niña pulida en una dama.

De repente, salió una luz dentro del corazón del pastor, su cuerpo desapareció y descendió como un rayo hacia el firmamento.

La princesa, lloro de emoción, le dio gracias a Dios por su cambio y transmutación.

Después de un tiempo se casó con un hermoso príncipe, justo, honesto y servicial.  

Gobernaron el e reino  con amor, igualdad y humildad.

La princesa, tenía la flauta del pastor ángel y tocaba las melodía todos los días, para sentirse más fuerte en el AMOR INCONDICIONAL.

FIN.

Todo Ser, es tocado en Amor infinito para cumplir su misión y cambiar su alma.

Bendiciones

Yider Elder Araque Cerón

 

Vistas: 153

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio