ASI COMO HOY DIA EL AMOR SE TRANSFORMO EN UN VERBO COMUN E INTRANSIGENTE LA EXTENSION DE ESTO O LA FORMA DE EXPRESAR AMOR O SEA EL SEXO SE TRANSFORMO EN ALGO TAN COMUN COMO COMERSE UNA HAMBUERGESA CON O SIN QUESO. SE ESCOGE UN RESTAURANTE DE COMIDA RAPIDA Y LISTO, HAMBRE SACIADA.

LA HUMANIDAD NO SE DA CUENTA DE QUE LA ENTREGA DE DOS SERES ES MAS TRANSCEDENTAL QUE SIMPLEMENTE UNA RELACION PASAJERA, AUN RECUERDO QUE UNA SEXOLOGA BRASILEIRA SOLIA DECIR UN WISKY ANTES Y UN CIGARRILLO DESPUES, O SEA, ALGO PARA MOTIVAR Y ALGO PARA DESMOTIVAR Y RELAJAR.

 

LA BELLEZA DE LA ENTREGA DE DOS ALMAS QUE SE FUNDEN EN UN PROCESO DE ALCANZAR LA ARMONÍA UNIVERSAL ESTA RELEGADA NO A SEGUNDO SINO A NINGUN PLANO, LOS QUE ESTAN EN EL PROCESO DE ELEVACION DE CONCIENCIA EMPIEZAN A DARSE CUENTA DE QUE LA UNION DE DOS SERES, CUERPOS, ALMAS, ESPIRITUS Y CORAZONES TRANSCIENDE EL MATERIAL Y PERMITE UN MUTUO RECONCIMIENTO DE EONES DE VIDAS PASADAS DONDE DE UNA U OTRA MANERA ESTOS SERES SE ENCONTRARON.

LOS QUE PLATICAMOS EL ZEN ENTENDEMOS QUE EL TANTRA ES UNA FILOSOFIA, UN ARTE, UNA MEDITACION Y ORACION A DOS, QUE PERMITE NO SOLAMENTE EL PLACER FISICO, PERMITE SURFEAR POR ENTRE LAS ESTRELLAS Y RECONOCER LA SONRISA DE DIOS.


DESPERTAR EL

POTENCIAL

El Tantra es una herramienta, una

alquimia de transformación humana.

Es un camino que conduce a la liberación. Primeramente empieza por el cuerpo. El cuerpo físico es, para

el Tantra, el inicio de la búsqueda espiritual, es el templo dentro del cual el individuo juega el Juego de la

Vida (Lilah).

Comienza desde las raíces para poder conocer las alas. Muchos sistemas de espiritualidad niegan el

cuerpo, el deseo y el sexo. El Tantra acepta el cuerpo como sagrado, el deseo como puente de

trascendencia y el sexo como fuente de placer, meditación y éxtasis espiritual.

Se comienza con el cuerpo, el sexo y sus funciones. El cuerpo necesita atender varios aspectos para

tener salud, para poseer mayor caudal energético y así vibrar en armonía con el universo que es un gran

cuerpo.

Es una corriente de pensamiento que busca la completa libertad y realización del individuo en todos sus

planos. Su origen es matriarcal, no dogmático ni represor, ni sujeto a creencias sino que basa todo su

potencial de aprendizaje en la experiencia.

Hace énfasis en la facultad femenina de la vida y por ende no mutila ni condena a la mujer como los

sistemas patriarcales.

Etimológicamente, Tantra significa tejido para la expansión de la consciencia, y para ello tiene múltiples

técnicas en arte, ciencia, mística, yoga, danza, respiraciones, masajes, espiritualidad, actitud y enfoque

maravillado de la vida. Su psicología es actuar, sentir y pensar desde el alma, (atma), en paralela

frecuencia con lo divino, el alma suprema, (atman).

¿A QUE APUNTA?

"Ya eres perfecto, no quieras luchar por ser alguien", dice Osho, maestro espiritual tántrico. No hace falta

crear conflictos interiores, el trabajo consiste en desprenderse de la oscuridad que impide ver el

diamante, de lo que nos impide expresarnos. El Tantra produce transformaciones internas, alquimiza la

energía. Lleva de la depresión a la celebración, de lo rígido a lo flexible, de la crítica a la creatividad, del

impulso ciego a la conciencia. A través de la práctica diaria vas cambiando, evolucionando, porque la

perfección es perfectible, no tiene límites ni es estática. Los coches del año 60 eran perfectos para

"aquella época", eran lo mejor para su tiempo, ahora en el año 2003, los coches son más perfectos que

antes, se han superado.

La perfección es ahora, y de ahora en ahora es cada vez más perfecta. El Tantra apunta al completo

desarrollo de la conciencia, libre en todos sus campos y para ello no rechaza el mundo, ni lo considera

ninguna ilusión sino algo bien real, toma a la Tierra como una escuela más de vida.

LA UNIDAD PRIMARIA: Shiva y Shakti

El Tantra es una corriente holística, holos, total, completa. Permite que el ser humano atraviese el puente

hacia la conciencia sagrada e iluminada apoyándose en lo mundano.

No divide lo que es material y espiritual sino que dice que toda división es falsa, que siempre estamos

unidos eternamente al Universo, Uno, Tao, Absoluto, como quiera que sea el nombre que le coloquemos.

De la Unidad Original, el juego de la energía se transforma en dos polaridades, la dualidad, Shiva o el

Principio Masculino y Shakti, el Principio Femenino. Entre ambos opuestos que se complementan se hace

la luz.

En micro escala este fenómeno se presenta de muchas maneras, por ejemplo, un enchufe tiene el macho

y la hembra, al enchufarlos se genera la luz a través del cable que sería la vida.

Este principio femenino-masculino se encuentra en equilibrio permanente: mujer y hombre, luna y sol, frío

y calor, húmedo y seco, verano e invierno, etc.

ILUMINACIÓN

El objetivo de la práctica tántrica es el despertar, la iluminación de la conciencia.

Muchos caminos espirituales quieren el moksha, el nirvana, el samadhi, la

liberación del alma entremezclada por siempre con el alma universal. Lo que

varían son los senderos. Se apoya en técnicas especiales que abren desde tus

sentidos físicos, puertas de percepción, hasta la actividad sexual es tomada

como sadhana, práctica espiritual, oportunidad de iluminación.

Aquí se usa el sexo ritual, maithuna, para que la energía psico-espiritual,

kundalini, se despierte en la zona sacro-sexual y ascienda por el conducto de

la columna astral, sushumna, hacia lo alto de la cabeza, el chakra de la  coronilla, sahasrara, provocando la iluminación.

Este proceso puede ser gradual o repentino. Obviamente, como todo en la

naturaleza, los cambios son suaves y llevan cierto tiempo. Sólo las catástrofes son repentinas y como

consecuencia destructivas. Paso a paso, purificando el cuerpo, tornándolo flexible y fuerte, alimentándose

de energía, prana, a través de ejercicios respiratorios, pranayamas , posturas físicas, asanas y danzas,

limpiamos los nadis , los meridianos del cuerpo energético, purificando las emociones y pensamientos,

intensificando la sadhana, el entrenamiento individual o grupal, iremos camino a la iluminación.

SEXO

El Tantra tiene un ritual llamado maithuna.

La energía sexual fue investigada y puesta a prueba por los tántricos durante miles de años.

Contrariamente a la educación represiva occidental, pretende que la mujer y el hombre se sientan en

armonía con esta función de la energía. No se condena el sexo, ¡sino que te incita a él!

Pero no es libertinaje, por el contrario es tomado como un arte, como una ciencia, como un acceso a

niveles profundos de conciencia.

¿A qué ser humano no le gusta el placer del sexo? Entonces, ¿porqué reprimirlo? ¿ Porqué dejarse

dominar o poseer? Aquí se trata de compartir energía, sin que la mente con su falsa moral, condiciones,

creencias equivocadas, interfieran para que la energía fluya sin culpa ni ideas de pecado. 

La energía sexual es fuente de placer, de vida, de transformación. Por supuesto que está unido a la

conciencia y a la meditación, sería ni más ni menos un acto artístico donde cada uno es el artista y la

obra a la vez. No usa el sexo como una descarga genital sino como intercambio de las energías

femeninas Shakti y masculinas Shiva para sentirse uno solo y lo mismo.

El Tantra sostiene que en un comienzo fuimos un andrógino, un solo ser, mitad mujer mitad hombre. El

sexo, de la raíz sectus, dividir, cortar, separar, fue lo que provocó el juego, volver a encontrarse para ser

uno otra vez. El sexo permite que te unas nuevamente con tu pareja en un estado de conciencia de

unidad con todo. Es la representación en micro escala de las leyes superiores.

A través de la energía sexual estimulada surge la manifestación de kundalini y la verás traducida en actos

creativos, intuiciones, mayor inspiración, mayor impulso de vida, más vitalidad, enorme capacidad para

conocer tus procesos internos, y un poder interno nunca antes sentido.

La sagrada energía kundalini, la manifestación de la polaridad femenina de la vida te envuelve

enamorándote, haciéndote más y más perceptivo y consciente.

EL CíRCULO ENERGéTICO TáNTRICO: Orgasmos múltiples

El sexo es tomado como meditación.

El primer sutra de Shiva con Devi dice: "Al entrar en la unión sexual mantén fija la atención sobre el fuego

inicial, evitando llegar a los rescoldos del final".

No hace falta llevar prisas ni correr para consumar el deseo y el acto sexual. El inicio de la unión contiene

la chispa y el fuego, el tántrico lo mantiene para que no llegue a ser brasa, para que no se consuma. Esto

se obtiene con el ritmo. Creando un círculo, este no tiene ni principio ni fin. Con tu amante sentirán como

si se convirtiesen en una sola ola de energía.

No hace falta ni pensar en el futuro, ni en el pasado, cuando surge la llama inicial el presente es el

parámetro por el cual andar con equilibrio. Se permite que ambos disfruten, gocen de los cuerpos, del

contacto de la energía de las almas, mezclándose uno con otro en un círculo.

Si el acto sexual no tiene prisas éste se convierte en una experiencia espiritual; la energía viaja desde la

zona genital a todo el cuerpo, evitando los apuros por eyacular y acceder a estados orgásmicos

expandidos.

No existe pérdida energética sino revitalización y comunión. Aceptando el deseo, tu cuerpo y tu ser

completo traspasan las fronteras de lo personal a lo transpersonal. El círculo tántrico disuelve los egos en

un mar de conciencia.

Los amantes generan luz y energía como una dínamo. Los polos energéticos se encuentran y conectan lo

eléctrico del hombre con lo magnético de la mujer proporcionando a la vez que un inmenso placer físico,

una conexión emocional completa.

Tantra y Sexo

La más pura efusión del amor entre los sexos es como una supernova en miniatura de unión estática. El

placer recíproco se convierte en el motor que alimenta el fuego de la pasión. La pasión se convierte en el

combustible del amor. Este motor que funciona con la fuerza de un horno solar, arde con el eterno poder

de la combinación del Yin y el Yang. El verdadero amor es como un huracán espiritual que barre

cualquier obstáculo en su camino, como la tormenta final. La unión espiritual del macho y la hembra se

potencializa mutuamente, se auto-perpetúa como una fiesta psíquica.

La única razón por la cual hoy en día muchas relaciones no duran ni se

potencializan mutuamente cada miembro de la pareja, es porque han

olvidado la verdadera naturaleza de la unidad entusiasta del uno con el otro.

Simplemente han olvidado los caminos de la naturaleza. A menudo se pasa

por alto que la voluntad mutua para el crecimiento espiritual, alimentado con

la pasión, puede convertirse en éxtasis en lo Supremo.

El Hombre y la Mujer están representados en sentido cósmico como los

polos opuestos del mismo imán. Ellos son el antiguo pasaje de las espirales

galácticas en su movimiento por los cielos, el sutil remolino del electrón y el protón. Ellos son la corriente

de las fuerzas creativas, una en la otra, un reflejo de todas las pasiones de la Creación en la Naturaleza.

El Hombre y la Mujer son las cargas opuestas de la energía de Dios. Ellos son los que encienden la luz, el movimiento en el viento de las fragantes flores y la hebra dual de todo DNA. La unidad del hombre y la

mujer es el Tao Cósmico de los sexos, que desemboca en un progreso espiritual sin límites.

Reconociendo el Tao de la mujer y el hombre, o en otras palabras el Yin y el Yang, dos personas pueden

elevarse mutuamente en un éxtasis espiritual sin obstáculos ni barreras. Este es finalmente, un camino

espiritual potente, y el motor ya puesto a punto para una ascensión mutua.

Cuando observamos el símbolo del Tao, (Yin/Yang) podemos ver dos colores opuestos que emergen en

un singular movimiento circular. Media parte oscura

y media luminosa del Yin/Yang, representando siempre unas fuerzas iguales y complementarias. Cada

lado del símbolo del Tao contiene una pequeña parte de su opuesto, tal como hay una parte del sexo

opuesto en cada uno de nosotros. Esto significa que cada uno poseemos las cualidades de ambos sexos

(tal como ciertas cualidades se enfatizan con nuestra polaridad Yin o Yang). El Yang sería la parte de la

voluntad orientada y del dinamismo. Es movimiento eterno y acción cósmica. Yin, por otro lado es

receptivo, de apoyo y magnético. Eternamente estabiliza y su potencialidad es cósmica. Ambos poseen la

cualidades necesarias para la creación y la evolución.

Hablando en términos de la ley natural, ningún sexo está por encima del otro, aunque

uno siempre tiende a destacarse más que el otro, la armonía natural está en el

equilibrio de ambos. En Occidente el que domina en la sociedad es el hombre (Yang).

Este exceso de Yang a nivel global, hoy en día, es la causa de la mayoría de los

problemas en el mundo. Lo mismo sucedería su hubiese un exceso de energía Yin.

Ambas fuerzas y sus cualidades asociadas deben estar en equilibrio perpetuo.

Otro de los factores de la miseria humana es la llamada "batalla de los sexos", que no es otra cosa que

un síntoma de la locura colectiva. Esta locura está creciendo muy rápido dentro de la cultura Occidental.

Somos mucho más que una etiqueta social o una patética limitación de roles. La "batalla" es

completamente ficticia, porque se ha aprendido por el comportamiento. Nuestra tarea actual es

desaprenderla sin vacilación. La discordia sexual o social es ideológica. Nuestras propias imágenes

limitadas de lo que tiene que ser un hombre y una mujer, nos hacen ser injustos unos con otros, en el

campo de batalla de la inconsciencia colectiva.

No está ocurriendo tal cosa como una batalla entre los sexos a nivel natural, sino en lo que la sociedad

equivocadamente ha creado. Esta es otra de las razones por las que debemos retornar a la naturaleza y

observar las leyes naturales para que podamos mantenernos cuerdos. No hay tal cosa como los "roles

del género", sino los dictados por la biología. Nosotros creamos estas divisiones y roles entre los sexos, y

para curar el mundo debemos observar el Tao cósmico del hombre y la mujer. Debemos hacerlo en

memoria de los potenciales tanto naturales como cósmicos de las relaciones. Cuando las relaciones

vuelvan a ser un estado para la ascensión mutua en lugar de antagonismo, todas las especies revivirán.

Será el paraíso recobrado.

No hay nada en la unión de un hombre y una mujer que no sea profundamente místico por naturaleza.

Porque en la naturaleza, lo que nosotros llamamos místico es simplemente la realidad diaria. El

Misticismo es esa cualidad de la conciencia que es capaz de percibir y recibir directamente la Verdad

desde el Universo. El sabio toma ejemplo de las filosofías vivas y positivas del mundo cuando accede al

misticismo natural. Igual que la filosofía del Tao en la antigua China, la vieja práctica del Tantra es

originaria de los textos védicos desde hace ya unos 6500 años.

Estas filosofías deben su mérito al reconocimiento de los

principios naturales/cósmicos. Tanto el Tantra como el Tao

comentan, acerca de las leyes universales, que lo principal es la

unión omnipresente y mística del Yin y el Yang. Algunas

personas creen que la práctica del Tantra está designada a

intensificar el placer sexual. Algunos sostienen el punto de vista

de que es simplemente de ciertas posturas físicas y de algunas

prácticas respiratorias y de consciencia, que hace más

estimulante al sexo. En verdad y de una manera más elevada, el

Tantra no trata solamente la manera de intensificar el orgasmo.

El llegar a orgasmos más placenteros y dulces con el

compañero (a), es el biproducto de un enfoque espiritual correcto. Son aún más valiosos los beneficios

obtenidos cuando se ayuda al otro a encontrar estados más elevados de conciencia. El macho y la

hembra son fuerzas Cósmicas, se pueden ayudar mutuamente de formas muy profundas, simplemente

mediante el intento de hacerlo.

De hecho, el Tantra es una forma de Kundalini Yoga. En Kundalini la energía sexual en la base de la

columna se eleva hacia los chacras superiores. Realizándolo, se manifiesta a si misma como la fuerza

creativa de una mayor fuerza interna, revelándose como amor más elevado, comprensión simbólica,

claridad y éxtasis espiritual. El sexo enfocado espiritualmente, puede realizarlo automáticamente, con la

única diferencia que la energía de las dos personas se eleva al unísono hacia los chacras superiores. El

verdadero y más elevado enfoque de el yoga Kundalini, como el Tantra, es el aumento de la revelación

espiritual y de la Maestría personal. De esta manera, nos vamos convirtiendo en Budas o en Cristos. Esta

intención se vuelve extremadamente poderosa mediante la atracción sexual/polar, esta es la razón por la

cual la práctica del Tantra es tan poderosa.

RECOPILADO DE Tantra Nueva Tierra - Tantra, el Sexo Meditativo - la Sexualidad como liberación


 


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Vistas: 638

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio