LA VISIÓN, MÍA

Solo pensarlo emergen, no se de donde, infinidad de imágenes en forma de recuerdos, que no recordaba, hasta este preciso instante. Esos recuerdos, amontonados caen en mi cabeza, que me creo contiene un-mi cerebro y al mismo tiempo una mi-mente, esa que también me creo que piensa por mí-yo-cuerpo.             

Ahí me veo en la lección nº 9 del Curso: "NO VEO NADA TAL COMO ES AHORA", un ir y venir de pensamientos, de basura acumulada en el tiempo que me creo que pasó y, si todo son creencias, aprendidas para sobre-vivir, pues este mundo es de los que sobre-viven, nada tiene que ver con lo del vivir, simple-mente.

SI ME PARO VEO

Le añado, me, y queda así: SI ME PARO ME VEO. Es en la observación de lo que pasa en ese, en cada instante donde puedo, tal vez, ver-me, aunque sea en lo único que por ahora me creo que soy. Un buscador de la felicidad, plena. ¡¡¡Como todos!!! me dice la voz del miedo que llevo oculta, y que no precisa ser llamada. Viene sola.

El solo hecho de ralentizar la marcha, incluso caminando; pero ahora me refiero a la velocidad del pensamiento, me deja solas con el. Mi mente y mi pensamiento, frente a frente. Aparece un encuentro entre dos que se conocen; pero que no se reconocen. Se propusieron, hace tiempo, incluso unos cuantos ciclos de vida, que no tenían nada que ver entre ambos. Esa negación, pensada, decidí (mente) mantenerla en el tiempo (pensamientos). Bien !!! la vida-aquí y un único pensamiento son la misma cosa. Único pensamiento que vamos renovando, creyéndonos que son cosas diferentes; aunque en realidad es un "chicle" que se estira y se encoge a voluntad de quien lo mastica. Yo.

NI SIQUIERA ESOS PENSAMIENTOS FUERON CIERTOS

Fíjate en este truco, tonto. Cada instante es igual. No hay diferencias entre instantes. Si busco la plena felicidad en el instante, cada instante es igual que el anterior. No precisa de nada para ser eso que ya es, un instante, vacío de todo lo de este mundo; pero repleto de lo que Él Creó. Es inmutable, permanente, ilimitado. "No veo nada tal como es ahora" lo puedo aplicar en una mirada por el retrovisor, a algo que me creo que ya pasó; pero que decidí, inconscientemente, que era verdad. Mi verdad, claro.

REPASO

No veo nada: no significa que me he quedado ciego, aunque en el mundo físico, eso es así, sin remedio aparente. Incluso los ciegos ven, si así lo deciden, pues la visión del cuerpo también requiere ser pensada para construir la imagen que quiere ver proyectada. Un ciego y un vidente, son la misma cosa, funcionan exactamente igual. Piensan, luego creen que existen.

tal como es ahora: y ese tal como es ahora, inevitablemente, requiere un mínimo de ejercicio mental. Dejar a un lado los pensamientos que me creo componen mi ahora. ¡¡¡ Menuda carga chaval. Siempre arrastrando-te !!!. El cubo de la basura repleto de cosas que decidiste tirar; pero que hasta que no esté lleno no lo llevas al contenedor. Entre-tanto las conservas (pensamientos); pero una decisión ya las ha situado en un pre-deshacerse.

Observa qué haces con tus pensamientos. Los mantienes o los dejas ir (los tiras, de buen rollo), los desechas. Todo pasa, siempre en instantes en el tiempo. Esa es la forma que hemos decidido verlo y a mi ya me parece bien. Estoy en el camino de lo espiritual. Escojo lo del tiempo-instante-presente-vacío de contenido pensado y pleno de contenido Creado. Se, porque ya lo he decidido, que esto debe costar un trabajo enorme; pero me pongo a ello. Lo demás que he probado hasta ahora (ya me he ido en busca del pasado) no me ha servido de nada. ¡¡¡ SI, de acuerdo; pero este es un instante nuevo, que crees que pasa y pasa, cuando en realidad, el instante santo es continuo, pues es la vida mostrándose limpia, dulce, frágil, amorosa, en paz !!!

Gracias,

Bendiciones a mis espejos

Vistas: 86

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio