Feliz Navidad --hoy, mañana y siempre ..
¿Te has preguntado alguna vez por qué en todo el mundo, en cada cultura y en cada sociedad, hay unos pocos días al año des­tinados a la celebración? Esos días de celebración son tan sólo una compensación, pues dichas sociedades han eliminado toda celebración de tu vida; pero si no te ofrecen nada en compensación, tu vida puede convertirse en un peligro para la cultura.
Toda cultura tiene que darte alguna compensación para que no te sien­tas abocado al sufrimiento y la tristeza; pero tales compensacio­nes son falsas. Los petardos y las luces no consiguen hacer que disfrutes. Sólo son para los niños; para ti son nada más que una molestia, mientras que en tu mundo interior puede haber un festival ininte­rrumpido de luces, canciones y placeres. No olvides nunca que la sociedad te compensa cuando le pa­rece que lo reprimido puede estallar en una situación peligrosa si no es compensado. La sociedad encuentra un modo u otro de per­mitirte que dejes salir lo reprimido, pero eso no es verdadera ce­lebración, por lo que no puede ser auténtica.
La verdadera celebración emana de tu vida, está en tu vida y no puede ajustarse a ningún calendario; como que tengas que ce­lebrar el primero de noviembre. o el 24. 25 o el 31 de Diciembre... Es curioso: eres desdichado todo el año y, de pronto, dejas de sufrir y te po­nes a bailar. O el sufrimiento era falso o lo es el feriado ; ambos no pueden ser auténticos. Y una vez que ha pa­sado e lferiado, vuelves a tu agujero negro: cada cual con su sufrimiento; cada cual con su ansiedad.
HAGAMOS LO POSIBLE... de que: La vida ha de ser una celebración continua; un festival de lu­ces durante todo el año. Y si has practicado bien hoy, seguramnete te saldra mejor mañana y siempre..
Se tú, sin más. Vive en paz y contagia paz a los demás. Ponte a caminar. Camina sin más, camina conscientemente, mirando y dejándote mirar por las cosas y por las personas. Contempla las estrellas en la noche. Mira una flor con atención, siente cómo ella también te mira. Pon tu corazón a punto: sólo allí habla Dios; para ello, permítete estar vulnerable, abierto... Si dices "Feliz Navidad", sonríe. Si recibes un regalo, sonríe. Sonríe siempre. Dile a alguien que le quieres. Escucha a los demás. No te quedes viendo la televisión: sal, salta y juega, a ser posible, con los demás. Di "gracias", agradécelo todo, haz favores, ayuda; y no esperes nada a cambio, disfruta haciendo todo esto. Pide las cosas por favor. Olvida el rencor, se compasivo; la compasión es una cualidad superior del amor. Acepta un cumplido, un elogio... una bendición. Y perdónate, verás como eres capaz de perdonar a los demás... Sueña despierto: piensa en algo que puedes mejorar y mira qué puedes hacer ¡ya! Elogia a los demás, también la Existencia los eligió a ellos para que te acompañasen... No digas "no puedo", intenta hacerlo. Respira conscientemente, camina conscien- temente.. la cons- ciencia es la luz del Espíritu. Escucha a alguien. Juega con tu mascota preferida. Saluda a la gente. Permite que alguien te quiera. Canta sólo, canta con los demás. Comienza con ilusión cada día. Recuerda por la noche el amor que has sembrado y el que has recogido. Quiérete siempre un poco más, experimenta el amor en ti y por ti -nadie da lo que no tiene-. Vive en paz. Contagia y expresa alegría y felicidad y sé todo para todos. Así puedes construir cada día la Navidad...
Feliz día... Feliz aqui y ahora y Feliz Navidad a todos... todos los días...............OSHO

Vistas: 104

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de KAREN el noviembre 3, 2017 a las 11:19pm

Comentario de MAYA el diciembre 27, 2015 a las 2:36pm

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio