ELOHIM - HOMOSEXUALIDAD - EXPRESIÓN NATURAL DEL AMOR

Pregunta enviada por Marta Regina Guedes.

Debido a las enseñanzas religiosas distorsionadas; las presiones sociales, preconceptos, agresiones  y mucho miedo, muchas personas tienen dificultad en aceptar su verdadera sexualidad. Basada en eso, me gustaría que hablasen sobre la homosexualidad a la luz de las leyes del Universo, al respecto de cómo ustedes ven la cuestión y cuál es el concepto de la espiritualidad acerca del asunto?
 
Elohins - No venimos a cambiar vuestros conceptos, venimos tan sólo a ampliar vuestros horizontes. No venimos a mudar o quebrar reglas, venimos tan sólo a presentarles un camino, una forma de ver las cosas a partir del permiso divino de la Fuente.
Estamos aquí con el único propósito, el de acelerar la expansión natural del Universo y escogemos hacer eso a partir de la felicidad, porque descubrimos que ella es el mejor medio de vivenciar la naturaleza de Dios.
Ella es el medio más poderoso para crear una conexión con el Universo, y siguiendo a esta conexión, la puerta del Bien se abre y todo se vuelve diferente.
Si hay expansión del Espíritu con base en lo que es bueno, entonces vamos a optar por eso.
No tenemos interés en ofrecer caminos y senderos penosos, no formamos parte de aquello que los hace sufrir y que provoca dolor.
Apreciamos el sufrimiento en lo que dice respecto a considerarlo un medio de hacer regresar vuestro alineamiento con ustedes mismos, como un medio para hacerles recordar que hay senderos mejores para cada uno de ustedes.
Sin embargo, el sufrimiento desacelera vuestra energía y nos gusta la energía acelerada. No es que desacelerar en algunos momentos no tenga su significancia, no obstante, cuando están acelerados experimentan una emoción increíble! Y cuanto más increíble sea vuestra emoción en términos de positividad, más poderosos estarán y experimentarán más de la naturaleza de la esencia que ustedes llaman de Dios.
Esa es nuestra constante invitación a todos los que están inmersos en la materia, en este cuerpo maravilloso, cuyas funciones son perfectamente establecidas. Admiramos mucho vuestra naturaleza humana, pues en ella Dios se expresa rica y dignamente. Nuestro llamado a ustedes que están con los pies sobre la Tierra sólida es éste:
Es posible un camino de aceleración y positividad, es posible que vivan una vida sumergidos en un contexto de realizaciones y alegría. Es posible que evolucionen asertivamente, experimentando cada día un nuevo desdoblar de la magnificencia de la felicidad pura. Ella es derecho de todos ustedes.
Y dentro de la maravillosa pregunta, queremos responder de una manera general primero:
Todos los que estén leyendo este mensaje, nuestro recado va derecho a ustedes: Enfrente vuestro existen dos caminos, uno que ustedes pueden recorrer libremente debajo de la aprobación de la realidad, siempre correspondiendo a las expectativas externas para no ser apedreados. Y el otro camino consiste en la aprobación interior, donde vuestro único interés es la conexión con quienes son y nada más, no importando el resto, porque una vez que se vuelven hacia sí mismos, no es vuestra responsabilidad preocuparse con el “no alineamiento” de los demás.
Decimos eso para los gays, los religiosos, los obesos, los flacos y todos los que sufren algún tipo de preconcepto por parte de la sociedad humana actual. Ustedes sólo tienen esos dos caminos, o viven sin disculpas, libres para expresar la naturaleza de quienes son o se enfocan en corresponder al mundo. Y nadie escapa de los frutos de cualquier elección que hagan.
Suelten las disculpas y se sentirán mejor. Esa es la ley para todos en el Universo. Suelten las misiones y se sentirán mejor. Suelten los pesos y se sentirán mejor. Suelten el esfuerzo y se sentirán mejor. Suelten las luchas y se sentirán mejor. Suelten los sufrimientos, los karmas, las deudas con la vida y se sentirán mejor. Suelten la saga de intentar hacer que el mundo cambie y se sentirán mejor. Suelten vuestra creencia de que todos deben aceptarlos y se sentirán mejor.
Es eso, si algo los hace sufrir, suelten y se sentirán mejor. Si todos ustedes viviesen tan sólo en función de eso, garantizamos que la realidad sería diferente, sería más placentera y simplemente caminarían bajo el placer de apenas vivir. Qué importa, más allá de eso, para ustedes? Vuestro sufrimiento tiene raíz en cualquier actitud de fuga de eso. Vuestra desconexión con Dios se inicia en el momento en que salen de la idea:
“Simplemente vivir mi vida. Y vivir mi vida no tiene nada que ver con la desconexión o la conexión de otro, tiene que ver con la mía. Vivir mi vida no consiste en querer que el mundo me acepte, que mi familia me abrace, que mis padres me aprueben, que mi jefe me considere, que mi compañero(a) me ame, no! Vivir mi vida consiste en alinearme con la energía divina que yo soy!
Y esa energía posee en sí la más profunda aceptación, esa energía posee en sí la aprobación que preciso tener sobre mí y que muchas veces paso tiempos y tiempos buscando encontrar en otros”.
Gays, vuestra aprobación sobre ustedes mismos no está en el mundo! No es tarea de la sociedad aceptarlos como ustedes son, es vuestra. No es tarea de la religión aprobarlos. Olviden, ella no hará eso. Es vuestra tarea aprobarse y darse a sí mismos su aval.
Y si así lo hicieran, la búsqueda del “sello” del mundo, que dice: “La homosexualidad es aceptada como algo natural”, no tendrá ningún valor más.
Dejarán de esperar por eso, dejarán de ansiar por tal cosa y no se importarán si los otros están aceptando o no vuestra condición natural, eso será irrelevante.
Porque una vez que se permiten ser llenados con vuestra aceptación que está en la conexión con lo divino en ustedes, la sensación de falta desaparecerá.
Están persiguiendo a los homosexuales? Ninguna persecución en el mundo físico se inicia sin antes haber sucedido en las propias emociones del perseguido. El preconcepto activo sobre un individuo no tiene raíz en la desconexión y la ignorancia del otro, tiene raíz en la propia desconexión e ignorancia en relación a sí mismo. El mundo no los apedrea, muchos son los que se sienten apedreados y la ley de afinidad debe dar tan sólo “piedras” a los que se sienten apedreados.
La condena externa tiene base en la condena que el propio gay ejerce sobre sí mismo. Mientras tengan miedo de ser quienes son no serán aprobados por sí mismos. Mientras no se acepten no serán aceptados. Mientras no se miren con los ojos puros de Dios, en la más profunda comprensión de que vuestra sexualidad es verdadera, pura, honesta y es expresa libremente dentro de los patrones divinos, no se sentirán seguros en sí mismos.
Y es de esto que los homosexuales precisan, de abrazarse. No se trata de una lucha contra una sociedad prejuiciosa, en momento ninguno la cuestión se trata de eso. Se trata de la renovación de la conciencia de quien es homosexual, se trata de una reconciliación con él mismo.  Él mismo se perdió en el propio miedo y en la propia reprobación. Y es solamente en su ternura “diferente” de la mayoría que él se encontrará en el verdadero amor de Dios.
Dios se expresa en el Amor y el él no hay reglas. El uso desenfrenado de vuestras facultades sexuales nunca fue algo relacionado a la homosexualidad, y sí a la desconexión con el propio Espíritu. Los heterosexuales y los homosexuales poseen la misma conexión con la Fuente y si se resisten a ella sufrirán de la misma forma.
El mundo posee una opinión al respecto de eso, que fue formada con base lógica y vamos a decir cuál es: En los tiempos antiguos se valorizaba por demás la “descendencia”, y un hombre precisaba garantizar la continuidad de su legado a través de los hijos, principalmente en el caso de los “poderosos”. Del mismo modo las mujeres.
Y los homosexuales en aquellas eras no tenían medios para tener “herederos” como hoy (nos referimos a la adopción). Entonces la homosexualidad comenzó a ser rechazada por no “servir” dentro del “propósito”. Por lo tanto, los gays nunca fueron aceptados en “posiciones sociales” de destaque, siendo “naturales”. De ahí la exclusión social.
Más allá de eso, los homosexuales nacen con una “dualidad emocional”, que les confiere “cierta” sensibilidad. Ellos, en su mayoría, poseen muchas características femeninas y masculinas (estamos hablando de inteligencias y dones y no de comportamientos) bien fuertes y eso, en algunos casos en el pasado, volvió a algunos muy inteligentes y perspicaces. Eso también ocurrió con muchas mujeres en varios momentos de la historia.
Y en una era donde lo que se destacaba era considerado “amenaza” para los que estaban en el poder, el medio más “fácil” de resolver la cuestión, era eliminando el sujeto, tomado como tal. Hasta que finalmente esa idea se volvió una “ley”, abrazada como “dada y aprobada” por Dios. Y nuevamente tenemos al hombre inseguro usando su astucia para engañar a los demás. Y quieren mejor manera de imponer las propias ideas que alegando ser ellas dadas por Dios?
Ustedes están en un mundo cuya humanidad fantaseó con “Dios” para dominarlos. Pero, de hecho, ustedes son libres. De hecho, son divinos y maravillosos de la forma que son. Vuestro mundo precisa de Amor. Aquel que no “acepta” a su prójimo por su condición de ser gay, en verdad no se acepta a sí mismo, porque nadie reprueba  a alguien sin que antes vibre y se de la propia reprobación.
Las personas, decimos algunas de ellas, que se rehúsan a aceptar que el Amor, la ternura y el sexo se expresan de muchas maneras y una de ellas es a través de la homosexualidad, lo hacen porque están perdidas en su propia falta de amor y ternura para consigo mismas. Todo aquel que no está en el Amor no puede verlo y todo aquel que habita en el Amor, solamente puede ver el Amor en todos los lugares.
Una vez más, no se trata de preconcepto humano, se trata de desconexión con la Fuente. No se trata de persecución, se trata de desconexión con la Fuente. No se trata del mal actuando sobre la Tierra, se trata de la desconexión con la Fuente. Todos los problemas de la humanidad son sanados en la conexión con la Fuente, en la conexión con el Amor.
En la aceptación de lo diferente está la apertura a lo que es divino. Y no es todo diferente de ustedes mismos? Nada es igual, entonces por qué el Amor debería expresarse de igual manera? Tan sólo amen y serán curados y amados, tan sólo acepten y serán aceptados, tan sólo abracen y serán abrazados. Lo que desean recibir dénselo a ustedes mismos.
No vibramos por un mundo que acepte a los homosexuales, vibramos por un mundo que se conecte con Dios, pues cuando eso suceda verdaderamente, no solamente los gays serán aceptados y abrazados como naturales y perfectos en su propia expresión de amor y de la naturaleza, sino que el hambre acabará, la pobreza, las guerras, las enfermedades, y todo mal que los aflige, que no pasa de ser simplemente, una evidencia de que precisan mantenerse en alineamiento con la Fuente.
En ese alineamiento, todo se renueva simplemente. Simplemente todo se transforma. Simplemente todo se transmuta para mejor. Los amamos, amamos a todos siendo heteros, gays, bisexuales o asexuados, porque en todos, más allá de las naturales “expresiones de amor”, está la esencia de Dios y todo lo que abriga esa esencia es digno del más profundo Amor y respeto.
Haya Luz!

Vistas: 198

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Yider Araque el febrero 12, 2014 a las 6:24am

Gracias MOM, bendiciones!!!

Comentario de MAYA el febrero 11, 2014 a las 12:26am

Comentario de Yider Araque el febrero 6, 2014 a las 11:12pm

Que asi sea ser de luz, bendiciones!!!

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio