Fui un mal hombre, me llamo Pablo, de mi vida oscura les hablo

Crecí en un hogar sin amor ni rectitud, no sabía que era un buen consejo y la virtud

En niño robaba a mis compañeros de escuela, ponía aceite para que se cayeran las modelos en pasarela

En la silla de la profesora colocaba alfileres, ella saltaba enojada  y me decía, ¡que diablillo eres!.

 

En la calle  peleaba con otros chiquillos, hasta los cortaba con navaja  y cuchillos

Mis padres nunca me decían nada,  para ellos mi vida nunca fue planeada

El dinero de la casa lo hurtaba, hacer sufrir a los animales me gustaba

De las mujeres me burlaba, solo placeres deseaba.

 

Cuando crecí ingrese a una mala banda, mi madre decía, en malos pasos mi hijo anda

A mi familia le llevaba regalos; sin preguntarme de donde salían, solo recibía halagos

Destruía vidas inocentes, me convertí en el más buscado de los delincuentes  

Siempre de las autoridades tenía que huir, mi vida empezó a sufrir.

 

Cuando me retiré de la banda, les robé un dinero; ellos en represaría mataron a mi familia inocente  un 2 de enero

Mi dolor era grande y quería venganza; deseaba sacarme de mi corazón la dolorosa e invisible lanza

 

La policía me capturó, fui condenado por más de 50 años; ahí pague los karmas y mis malos daños

Me maltrataban y me humillaban; de mi cuerpo otros por venganza abuzaban

Tome la decisión de no vengarme, solo quería matarme

Lloraba tristemente  todos los días, para mí no había felicidad ni armonías.

 

Un día llorando le dije a Padre Dios;  si verdaderamente existes ayúdame, ya quiero oír tu voz

Una luz brillante entraba a mi corazón, cambio el odio por amor e ilumino mi razón

Caí de rodillas y lloré con ternura, por primera vez mi alma sentía dulzura

Telepáticamente una voz  habló a mí ser, me dijo, soy tu guía, bienvenido al nuevo amanecer

Ya aprendiste tu lección, sabes que Padre- Madre, solo es amor y perdón.

 

Esa noche dormí con tranquilidad, en un profundo sueño de divinidad

Al siguiente día me llamaron a la oficina jurídica; una mujer me dijo, estas  libre, tu archivo ya claudica

Por tu buen comportamiento  y confesar los crímenes con la verdad; saldrás hoy mismo a la libertad.

Mis lágrimas caían al piso de gratitud al Creador, yo decía, gracias gran universo amador.

 

Salí de 45 años, ya pagué mis daños

Conseguí empleo, también una hermosa mujer, mi vida cambio y empezó a crecer

Dos gemelos llegaron a nuestro hogar, yo soy feliz en este hermoso despertar

El perdón llego a mi alma, soy apto el Luz y calma.

Bendiciones,

Yider Elder Araque Cerón

 

 

 

Vistas: 107

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio