Cuatro Acuerdos Toltecas: Una mirada hacia la manera de relacionarnos con los demás desde una perspectiva espiritual

miguel ruiz, autor de los cuatro acuerdos toltecas DON MIGUEL RUIZ

 

“No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo exiges. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento.”

– Don Miguel Ruiz

.

En la actualidad se viven tiempos difíciles. Estamos inmersos en un ritmo vertiginoso y muchas veces la empatía no nos resulta natural. Además, con el desarrollo de las nuevas tecnologías cada vez la comunicación se hace más difícil también. Es por eso que hoy nos resulta urgente aprender nuevamente a cuidar y trabajar los vínculos interpersonales. La impaciencia, la intolerancia y nuestra propia inseguridad serán los grandes enemigos en esta tarea, pero también contamos con algunas guías.

.

Los Cuatro Acuerdos Toltecas son quizás la guía más clara y precisa en este sentido. Este pueblo guerrero y peregrino del antiguo México nos enseña la importancia de relacionarnos de manera sincera y genuina. Y mediante cuatro leyes simples, nos asegura la correcta vida en comunidad.

.

Verán también que tampoco son leyes fáciles de cumplir todo el tiempo. Sin embargo, si revisamos todo conflicto entre dos personas, podremos ver que siempre se está faltando a por lo menos uno de estos cuatro acuerdos toltecas.

.

Pero primero, ¿quiénes fueron estos maestros de sabiduría ancestral que hoy vienen a nosotros a socorrernos en esta difícil tarea?

.

La Cultura Tolteca

La cultura tolteca fue la expresión de un pueblo precolombino perteneciente a los Náhuatl. Ellos dominaron el norte del altiplano mexicano entre los siglos X y XII d. C. De hecho, marcaron su paso por la tierra con unas estatuas de piedra a la que llaman Los Atlantes.

La palabra Tolteca es de origen Náhuatl (Tōltēcah, plural de Tōltēcatl), y su significado podría ser ‘Moradores de Tula’ (Tōllān “Tula”, su ciudad, y Tēcatl “morador de”), aunque también hay quien dice que significa “Maestros constructores”.

.

Este pueblo vagabundo peregrinó durante ciento cuatro años hasta establecerse en su primera ciudad.

.

Fueron de gran influencia para la cultura Maya, y se los reconoció por su dominio de las artes y su sabiduría. Su politeísmo se basaba en una dualidad y antagonismo divino representado por sus dioses más importantes: Quetzalcóatl, la serpiente emplumada relacionada con la fertilidad, la creación y la cultura, y Tezcatlipoca, el espejo humeante, relacionado con el cielo, la tierra, la guerra y la oscuridad.

.

.Acostumbraban el sacrificio a los dioses de los prisioneros de guerra y tenían fascinación con la astronomía pues los conectaba con las diferentes deidades.

.

Entre sus conocimientos esotéricos, los cuatro acuerdos de la sabiduría tolteca refiriéndose a los principios del comportamiento es quizá el más destacado.

.

Los Cuatro Acuerdos de la Sabiduría Tolteca

Este conocimiento esotérico ha sido transmitido de generación en generación hasta el día de hoy. Miguel Ángel Ruiz Macías, mejor conocido como Don Miguel Ruiz, es un doctor mejicano y descendiente del clan náhuatl Guerreros del Águila. Es a su vez el autor del libro en el cual nos transmite la sabiduría espiritual de los cuatro acuerdos.

.

Ellos nos guían a través del comportamiento para con los otros.

 

.

Primer Acuerdo

En su libro “Los Cuatro Acuerdos”, Don Miguel Ruiz nos aclara que este es quizá el más importante de todos, y a la vez el más difícil.

.

El primero de los cuatro acuerdos dice: ‘Sé impecable con las palabras’.

.

Las palabras tienen el poder de ayudar, y el de lastimar. Con ellas se puede hacer el bien o el mal. Ser impecable con nuestras palabras implica que las utilicemos de manera sabia, siendo sinceros y buscando comunicarnos con exactitud.

.

Aquello que sale de tu boca refleja la persona que eres por dentro. Si no eres honrado con tus palabras, entonces no lo estás siendo contigo mismo. Sé coherente, auténtico y respetuoso. Esta será la energía que propagues por el mundo.

.

La energía que está contenida en las palabras es impresa desde nuestras emociones, y a su vez impactan en las emociones de aquellos que las escuchan. Sé cuidadoso con ellas.

.

En los cuatro acuerdos, Don Miguel Ruiz nos recuerda de la magia que se encuentra contenida en nuestras palabras, y la influencia que tienen sobre los demás. De esa manera, todos somos magos, y tenemos la capacidad de construir o destruir dependiendo del uso que les demos.

.

La palabra “impecable” implica no pecar con tus palabras. No hagas el mal con lo que dices.

.

Segundo Acuerdo

Si bien Miguel Ruiz nos dice que todos los acuerdos restantes se desprenden del primero, el segundo no tiene que ver con las palabras que salen de nuestra boca, sino con las que los demás nos dirigen.

.

El segundo de los cuatro acuerdos dice: ‘No te tomes nada personalmente’.

Así como establecimos que todo aquello que decimos refleja la persona que somos, esto se aplica para todos. Aquél que te habla se está dejando entrever a sí mismo. Su valoración no es el valor que tú realmente tienes.

.

Una persona que usa sus palabras para hacer el mal en realidad pone en evidencia que está cargada de veneno. Es por no saber cómo descargar todo ese veneno que lleva dentro que lo expulsa contra ti (y por lo general, con muchas otras personas).

.

Pero ese problema es de él, no tuyo. Él es quien tendrá problemas para relacionarse con otras personas mientras no sea impecable con sus palabras, no tú.

.

Cada persona tiene a su vez sus propias creencias y acuerdos, y lo que digan no tiene que ver con los tuyos. El Dr. Miguel Ruiz nos dice en los Cuatro Acuerdos que si te tomas las cosas de manera personal te expones a sufrir por nada. Y esto es peligroso porque los seres humanos somos adictos al sufrimiento.

.

Cuida tus palabras, y haz que las palabras de los demás no te lastimen.

 .

Tercer Acuerdo

Este es también otro de los más difíciles de los cuatro acuerdos.

Si el primer acuerdo tiene que ver con las palabras que salen de nuestra boca y el segundo con las palabras que salen de la boca de los demás, el tercero tiene que ver con esas palabras que nadie dice.

.

El tercero de los cuatro acuerdos dice: ’No hagas suposiciones’.

.

El ser humano es el gran intérprete de la realidad. Hemos demostrado tener la capacidad de interpretar a nuestra manera las cosas que pasan, las cosas que sentimos y las cosas que nos dicen. De la misma manera tenemos la mala costumbre de interpretar las cosas que no pasan. Pues bien, todas estas interpretaciones están basadas en suposiciones.

.

Los cuatro acuerdos nos guían hacia la buena comunicación, y ahí donde se toma una suposición como verdad, se termina reaccionando a una realidad que es producto de la imaginación. Y lo peor es que muchas veces esa suposición está lejos de tener algo que ver con la verdad. No dejes que esta suposición se interponga entre otras personas y tú. Donde dudes, pregunta. Si sospechas, aclara las cosas. Fúndate en la verdad, no en la fantasía.

.

Cuarto Acuerdo

El último de los cuatro acuerdos es el que nos compromete determinantemente a cumplir con los primeros tres, y convertirlos en hábitos. Es quizás el más difícil de medir, pues no tiene que ver directamente con la práctica de la interacción interpersonal. Es en cambio un concepto, la posición interna desde la cual nos paramos para llevar a cabo todo en nuestra vida.

.

El último de los cuatro acuerdos dice: ‘Haz siempre lo máximo que puedas’.

.

Ante todo lo que hagas, da el cien por ciento. Ante todas las personas que te encuentres, da siempre el cien por ciento. No dejes nunca un esfuerzo por dar, pues esa es la regla de oro de la disciplina. Sólo dando lo máximo que tienes es que lograrás lo máximo que puedes ser. Y nadie vino al mundo para la mediocridad.

.

Cuando te cueste, da el máximo. Cuando te duela, da el máximo. No importa el resultado, no des menos de lo que puedes dar. Acostúmbrate a dar el máximo de lo que está en tu poder. Ya lo que se encuentra fuera de ti, ya no es tu campo de acción.

.

Esa es la Sabiduría Tolteca traída a nosotros por el maestro Dr. Miguel Ruiz.

.

Para aquellos interesados, aquí está el libro Los Cuatro Acuerdos.

Pon en práctica estos acuerdos. Llevalos a tu vida y contagia la magia de tus palabras.

 

AUTOR: Lucas, redactor de la gran familia de HermandadBlanca.org

FUENTES:

.

.

Vistas: 291

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2018   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio