CUANDO DOS CUERPOS SE FUNDEN. ARI SHEMOTH

Dos cuerpos que se funden, solo manifiestan la unión de dos almas que se encuentran. ¿De dónde surgen los conflictos entonces?... Cuando cada alma busca en el otro el sentido de su propia existencia por medio del reconocimiento. Esto se traduce en una relación de codependencia, donde predominan las necesidades y expectativas tensas que causan frustraciones cuando no se cumplen... ¿Quien tiene la culpa?... Todo aquel que sigue creyendo que su bienestar depende del amor que le brinde otra persona.

 

¿Dónde está el equilibrio?... Cuando te liberas de toda necesidad al fortalecer tú autoestima y el reconocimiento propio de tu ser... ¿Cómo podemos entender constructivamente la vida de pareja?... Como dos columnas que tienen su propia base para sostener un proyecto en común. ¿Cuál es la creencia más dañina en cualquier relación?... Pensar que tienes que vivir para el otro y hacerte cargo de su felicidad… ¿Que le da sentido a una relación?... Tu propia motivación para expandirte y vivir la vida en compañía de otro ser.

 .

¿La pareja es una necesidad?... Es una cuestión de elección, cuando la convertimos en un medio para cubrir una necesidad que no se sabemos atender por nosotros mismos, caemos en la disfunción… ¿Cuando se sabe que uno está preparado para vivir en pareja?... Cuando puedes hacerlo completamente solo, con armonía y equilibrio interno sin depender afectivamente de nadie. Sin necesitar de su aprobación o reconocimiento. ¿Esto es muy difícil de lograr?... Sí, porque vivimos dentro de un sistema completamente disfuncional, en donde todos los días se promueven creencias falsas en torno a lo que somos y necesitamos.

 .

Se te hace creer desde muy pequeño que si no tienes la aprobación y reconocimiento por parte de otros al cumplir con sus expectativas no vales. Te repiten sin cesar que tu vida solo tiene sentido en función de los demás, nunca por ti mismo. Si observas el orden natural, podrás apreciar que este enfoque es una completa aberración que nos traslada a un estado de incoherencia muy grande, mismo que nos produce interminables conflictos internos que afectan nuestro equilibrio mental, emocional y físico.

.

En el orden natural toda creatura es autosustentable. En el orden humano nos convirtieron en codependientes al ser retratados como unos pecadores, falladitos e incompletos. La naturaleza no necesita de un salvador, pero para el hombre es una necesidad permanente.

 

© Ari Shemoth

.

Vistas: 1361

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de blanca cecilia pinilla rodriguez el enero 27, 2014 a las 4:32am

me gusta gracias y el acompañamiento es bellisimo. 

Comentario de Yider Araque el enero 26, 2014 a las 5:48pm

LINDA LECTURA, LINDO VIDEO. YO DEPENDO DE DIOS EN MI. GRACIAS MOM CIBERNETICA. BENDICIONES

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio