Conflictos emocionales que refleja nuestra boca: Encías

La primera información que nos dan nuestros dientes que la descodificación dental nos ha obligado a admitir, es un inconsciente cuyas leyes traspasan nuestra voluntad y nuestras decisiones, esta información es de naturaleza emocional que existen en nuestro corazón  estados emocionales que no gestionamos y que nos gestionan durante toda la vida.

La encía es la porción de la mucosa oral que recubre la base de los dientes.

La persona a la que le duelen las encías tiene miedo de poner en práctica una decisión ya tomada, porque teme los resultados o las consecuencias de la misma. El miedo que siente a hacer sus demandas con respecto a lo que quiere está relacionado con el miedo a llevar a cabo su decisión. Además, siente angustia porque se siente impotente.

Es importante que verifiques si tus temores son infundados o reales.

El hecho de que no hayas logrado lo que te propusiste, no significa que tampoco lo lograrás ahora. Además, es bueno recordar que en la vida no existen errores, solamente experiencias que te harán crecer y que un día necesitarás.

Tu cuerpo te dice que te atrevas a expresar tus necesidades a fin de realizar lo que quieres y que vivas una etapa cada vez en lugar de querer que el resultado deseado llegue de forma inmediata.

También te indica que debes creer en tu capacidad y en tu poder para hacer tu vida.

Las encías sirven de soporte a los dientes, a la solidez de éstos y su estado depende mucho del estado de las encías. Un dolor en las encías puede estar vinculado o bien a una decisión que hubiese tenido que tomar hace ya mucho tiempo y que aplazo a más tarde, teniendo miedo de las consecuencias que esta decisión puede tener en mi vida o bien se trata de una decisión que ya he tomado pero que no ejecuto.

Estoy en un estado pasivo de miedo, inseguridad, incertidumbre frente a mi porvenir.

Si, además sangran mis encías, tengo una pérdida de alegría con relación a estas decisiones frente a las cuales me siento atormentado. Unas encías sensibles manifiestan mi gran sensibilidad emocional y mi vulnerabilidad porque necesito mucho amor y tengo la sensación de no recibirlo o bien tengo miedo de perderlo.

Necesito afirmarme y tener más confianza en mí porque las encías soportan los dientes y que éstas se refieren a las decisiones.

Aprendo a hacerme confianza en las decisiones que tomo y hago confianza también a la vida que me trae todo lo que necesito.

Así me vuelvo más yo  mismo y aprendo a afirmarme libremente.

Las encías que sangran demuestran una inseguridad, una duda frente a una decisión que tomar en mi vida. ¿Estoy acertado en dudar o sentir pesar? Tomo la responsabilidad y acepto los cambios que se producen en mi vida en total serenidad. Me hago confianza porque sé que las elecciones que hago están aquí para hacerme crecer más, para permitirme proseguir mi evolución.

Una infección en las encías indica que vivo miedo,  esto puede ser de cara a mí  mismo para con una decisión que tome y que me sabe mal haber tomado o una decisión tomada que vuelvo a plantear o incluso puede tratarse de mi indecisión (a tomar una decisión).

Este miedo también puede referirse a otra persona (por ejemplo, mi jefe o mi cónyuge) cuyas decisiones pueden afectarme directamente y frente a las cuales no tengo control ninguno.

Vivo frustración y disgusto, esto pudiendo llevar a confrontaciones que quizás son inútiles.

Aprendo a canalizar este miedo, a expresarlo para evitar que mis encías se inflamen.

La gingivitis suele implicar una hemorragia en la encía que me indica una tristeza o una pérdida de alegría por el hecho de no ser capaz de expresarme, bien porque no me lo permiten o bien porque yo  mismo me impido decir ciertas cosas de las que puedo tener la sensación de que lo que digo no tiene importancia y que no se me escuchará.

Como que las encías son las bases en que descansan mis dientes, puedo vivir también ira, tristeza, teniendo la sensación de que mis bases se caen y me dejan un sentimiento de impotencia frente a los acontecimientos de la vida o frente a los demás.

Afirmarte y tener más confianza en ti porque las encías son el soporte de los dientes (y éstos representan las decisiones que a su vez se ven notablemente influidas por la capacidad de autoafirmación o asertividad).

Muchas veces decir “no” a una petición o solicitud lleva implícita una carga de culpabilidad, temor,  remordimiento que será el causante de bloquear las decisiones.

En las manos de cada uno de nosotros está aprender a crear confianza en las decisiones que se toman y manifestar confianza también a la vida que te trae todo lo que necesitas.

De esta forma serás más tú mismo y aprenderás a afirmarte libremente.

Cinco pautas para SANAR los problemas en las encías:

Permitirse expresar las necesidades.
2. – Permitirse la autodefensa.
3. – Confiar en nuestro poder interior cuando tomamos una decisión.
4. – Considerar los errores no como fracasos, sino como cambios de camino.
5. – Regenerar vitalidad permitiéndose una vida placentera y alegre.

Vincular los problemas de los dientes a una merma de nuestra valentía, a una impotencia para canalizar nuestra agresividad y además a una falta de determinación en los asuntos que nos conmueven excesivamente, nos acerca de alguna forma a buscar soluciones antes de perder la calidad de nuestra dentadura.

 

 

 

Vistas: 153

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

© 2017   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio