Alma de niña enamorada, como una mágica hada

Donde el mar la acariciaba con sus notas musicales, siempre especiales

Sus ojos palpitaban de inocencia, del bello despertar de la conciencia

Su amor platónico era verdadero, encaminado  a la luz de tu sendero.

 

Soñaba con el príncipe azul danzando, la preciosa historia está comenzando

En el palacio de fantasías, le recitaban las sublimes poesías

Todos  los días miraba su mística fotografía,  el creer la única filosofía

Viajaba con él al mundo elemental, visualizaba su pareja ideal.

 

Corriendo por el bosque y la pradera, de la nueva era

Donde los elfos y los gnomos aplaudían, las sirenas felices se veían

El tiempo lo estaba olvidando, la princesa y el príncipe se estaban amando

Donde la fiesta se realizó en el gran castillo, de sus rostros mostraban encantador brillo.

 

Los invitados hacían la venia,  todo lo fantástico convenía

Los ángeles cristalinamente reían, cuando a los dos veían

Vivian felices para siempre,  que el amor eternamente se siembre

Pero luego de su sueño despertó, y las divinas maravillas ella contó.

 

Ahora sus recuerdos en el corazón están guardados,  por sus puros  pensamientos guiados

Los conmemora como la verdadera ilusión,  y humilde iluminación

Sabe que en la siguiente vida se hará realidad, la esperanza su mayor cualidad

Gracias Dios  por el alma de la niña enamorada, dicen que la bi-celeste ahora es su morada.

Bendiciones,

Yider Elder Araque Cerón

Vistas: 236

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Yider Araque el mayo 20, 2017 a las 7:17pm

Gracias mi querida Lucia Esther por tan lindas palabras, Dios te bendiga. 

Comentario de Lucía Esther Giamberardino el mayo 20, 2017 a las 1:37pm

Tierna, dulce, inocente.  ¡Es el alma de la niña enamorada! Hermoso, con esa esperanza como gracia a rescatar para seguir viviendo en esa espera que puede parecerle tan larga.  Mil gracias Yider y que Diosito te bendiga siempre.

© 2017   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio