Llegaste con miedos, sola  en tu vientre llevabas dos lindos seres,  no tenias hogar estabas triste y desamparada.

Sentiste una linda energía, te aposentaste en mi humilde local. Al siguiente día, llegue y mire, que linda sorpresa residía ahí,  estaba muy feliz de tener a alguien quien cuidar y brindar cariño.

Te cargue en mis brazos, mimándote dulcemente, soy feliz, por primera vez voy hacer padre y abuelo, pensé.

Te cuidaba, te sobre protegía, jugábamos al miu, miu, eras parte de mi felicidad.

Nacieron tus dos lindos gatitos, muy parecidos a ti, estábamos felices por las ternuras miu, miu.

Jugábamos, les comentaba  mis sentimientos del día a día, los arrullaba con mucho cariño.

A los dos meses separe tus gatitos de ti, fue un dolor muy grande para mí,  para ti fue más grande el dolor por el amor de madre; lo hice para darles una mejor calidad de vida, un mejor hogar. Espero que me hayas perdonado y comprendido.

Nos brindábamos mutuo cariño, los clientes decían que eras muy linda y pacifica; te querían comprar pero no te vendía por nada de valor en el mundo. Eras mi única amiga presencial porque en mi despertar de conciencia se alejaron todas las amistades. Eras como una hija para mí.

Me fui de vacaciones a visitar a mi familia, pero te deje encargada para que te cuiden; me extrañaste mucho y al otro día te fuiste creo que a buscarme.

Llame para saber cómo estabas y que sorpresa, me dijeron que te habías ido, mi corazón se entristeció, ore a Dios, para que estuvieras bien; tu corazón también estaba triste.

Regrese y sentí el vacio en el local no era igual pero pensé que Dios es el dueño de todo, lo que haga es perfecto.

A los días de llegar, volviste, quede sorprendido, me diste un arañazo y luego me acariciaste con tu cuerpo, te cargue, te mime y sentimos el verdadero cariño de un ser a otro ser.

El rasguño creo que fue porque te había dejado y no te había llevado, bien merecido lo tenía.

Seguimos en nuestro cariño de padre a hija.

Hoy 15 de mayo de 2014, llegue al local abrí, y te vi en el suelo convulsionando, ya casi sin vida. Corrí te lleve en mis brazos al veterinario, con lagrimas en mis ojos. Hicieron todo lo posible para salvarte; me despedí de ti mimándote te dije:- te amo, gracias por compartir los momentos más tristes de mi vida y los más alegres. Padre-Madre Dios, te espera en tu mundo de felicidad; mi corazón se destroza de tristeza pero ya cumpliste tu misión. Perdono a quien te hizo daño y te dio veneno, que encuentre luz ese ser. TE AMO BITELL.

Mis lágrimas caían en su cuerpo.

De repente su corazón dejo de funcionar y se fue a la dimensión de los elementales.

Di todo mi amor en ti, ahora espero que estés feliz con  toda la segunda dimensión de Amor.

BITELL, 2013- MAYO 15- 2014

 

YIDER ARAQUE

 

  

 

Vistas: 129

Comentario

¡Tienes que ser miembro de CONEXIÓN UNIVERSAL para agregar comentarios!

Únete a CONEXIÓN UNIVERSAL

Comentario de Yider Araque el mayo 18, 2014 a las 10:07pm

Gracias linda ser de luz!

Comentario de Maria Teresa Cadena el mayo 18, 2014 a las 10:15am

Hola Yider Ser de Luz...siento lo de BITELL. Eres un maravilloso Humano¡  besos y abrazos. 

© 2019   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio