PRÁCTICAS DE SANACIÓN Y RECONEXIÓN

 

Marzo 25 del 2010.                  

Actualización: Abril 13 del 2010

Nota: 3

            Prácticas de sanación y reconexión a la fecha: "663"

Inicio éstas "notas" de una forma inesperada; permíteme explicarte:

1.- Ya tenía la intención de dejar una constancia de mi trabajo como sanador y reconector, actualizar semanalmente el número de prácticas sin incluir los nombres completos que puedan identificar -por respeto y confidencialidad-  a mis pacientes  -seres maravillosos que confían en mí; que convergen nuestros caminos en un tiempo y un espacio para compartir la luz de éstas nuevas frecuencias.-

2.- Así que de números duros y estadísticas; gracias a Dios pasarán a ser experiencias de vida y compartiré con ustedes los testimonios más inspiradores que sean un espejo de lo que quizá te esté ocurriendo si ya has hecho una práctica de sanación y reconexión o para aquellos que aún no la han experimentado y que les impulse a vivir una sanación y reconexión.

3.- Siempre me he mantenido al margen en lo que respecta a promover o representar a religión alguna. Por respeto a las creencias o no creencias de los miembros de ésta comunidad. Y no será la excepción ésta primera nota, sin embargo tampoco será un tema tabú si algún reconectado tiene éstas experiencias.

4.-  También tengo una regla ética de no grabar las sesiones y los registros de lo que experimentan los "reconectados" a menos que ellos lo pidan exprofeso y siempre lo he hecho posterior a las prácticas de sanación y reconexión.

5.- No es show, no me interesa convencer a nadie, el amarillismo o el morbo utilizado para que alguien se haga una sanación o reconexión mancharía éste movimiento de Luz.

Finalmente las próximas actualizaciones que haga ya no tendrán éstas aclaraciones, me limitaré a poner el nuevo número de luz que se ha incorporado a nuestro movimiento de la Reconexión y una breve historia de un caso que sea de interés, aleccionador o inspirador.

CASO  INSPIRADOR No. 1

Hoy por la tarde (25 de marzo) al oriente de la ciudad de México; hice una reconexión en la primera parte con el Dr.Horacio y sucedieron muchos registros.

Previamente ya le había hecho una sanación reconectiva y sabía que me encontraba con un ser muy especial, intuitivo, íntegro.

Cuando terminamos su sanación dijo que había tenido muchas experiencias hermosas, colores, muchos movientos involuntarios -clásicos en éstas prácticas- en párpados, manos y pies y 2 hechos asombrosos, uno el haber tenido una visión de una nave espacial con la forma de un helicóptero y avión mezclados en un solo aparato -sin serlo- es difícil explicar algo quer no se conoce y que no se ha visto nunca.

El segundo hecho importante es que en un momento determinado pasé mis manos arriba de su boca y el dr. Horacio simplemente la abrió y dijo que había tenido necesidad de hacerlo, una forma de "absorver" éstas frecuencias en forma de luz morada.

Tuvo la sensación de decir algo y en ese instante le vino a su mente la palabra "kryon" vío escrita la palabra "kryon" -El Dr. no había leído ni oído esa palabra y la asoció a un planeta.

Con éstos antecedentes hice la primera parte deLa Reconexión y los registros se intensificaron, movimientos espasmódicos, movimiento de brazos, juntar las palmas de las manos y apuntar con sus dedos al cielo y otros movimeintos en el cuerpo.

Cuando terminó la sesión, comentó que había una luz muy fuerte en color morado cuando ya habíamos terminado. Habló de colores pasteles que había visto en toda la sesión y como hechos extraordinarios nuevamente la palabra "kryon" que fltoaba en su lóbulo frontal, en colores.

El segundo hecho extraordinario fué la necesidad de abrir la boca y en ese momento sintió que "alguien" le daba una medicina en color verde que le recorría todos sus órganos y sistemas.

Finalmente nos decribió a su esposa y a mí que de repente se encontró con una especie de camino de flores de muchas formas y colores, un jardín hermoso, un edén que indicaba un camino.

Cuando vió ese camino sintió el impulso de caminarlo, lo disfrutaba ya que a cada paso se aparecían más flores y colores, asi pasó hasta llegar a una cima y en lo alto... en ese momento se le quebró la voz al dr. Horacio y unas lágrimas salieron de sus ojos de éste hombre bueno; retomando el relato y aún sollozando nos dijo... Ví  a JESUCRISTO!!! Tan claramente que nos dió detalle de su túnica en color hueso o crema y una especie de sari como el que usa el dalai en color café oscuro.

El rostro de Jesucristo irradiaba, felicidad, regocijo; no se dirigió a Horacio no le habló, ni se comunicó como pudiéramos comprender como humanos, simplemente Jesucrista era, irradiaba su magnificiencia; un estado del ser en iluminación que con solo mirarlo hizo sentir la dicha a Horacio y también a nosotros que sentimos su testimonio de luz.

Ahora que lo escribo, lo vuelvo a sentir y tengo sentimientos de felicidad. Gracias Horacio por compartirme tu testimonio.

Es por ello que inicio ésta nota 1 con una imagen de Jesucristo, creo que hay un mensaje poderoso en éste testimonio de luz y de amor.

 

Actualizada la última vez por Manuel Frutos Abr 13, 2010.

© 2017   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio