QUÉ PAPEL TENGO EN MI VIDA

En mi opinión, este tema que tanto se repite relacionado con “LA VIDA” o con “MI VIDA”, y todo lo que esté relacionado con ella, es inagotable.

Cada vez que tengo una conversación con otra persona, si es íntima y profunda, o cada vez que alguien se dirige a mí para compartir su historia particular, sus inquietudes, sus dudas o sus miedos, casi siempre está relacionada con su vida y con el no saber cómo controlar y dirigir las diferentes áreas de su vida.

Al final de cada conversación o de cada reflexión sobre este asunto encuentro la misma idea: no le prestamos la atención suficiente a la vida, no dedicamos un tiempo a aprender, nos cuesta organizarla y nos pasamos más tiempo resolviendo los problemas que nosotros mismos hemos causado con nuestra desatención que viviendo tranquilamente.

No somos conscientes de nuestra propia vida.

No dedicamos la atención y consciencia que requiere el hecho de estar vivos y ser gobernantes responsables de esta maravilla que es estar vivo y estar en el mundo.

Y para que no lo dejes en un asunto ajeno, te invito a que reflexiones sobre ello y que te hagas una pregunta –sólo si eres valiente- que te puede dejar trastocado o desolado: ¿De qué parte de mi vida soy consciente?

También puedes añadir otra: ¿De cuántas partes de mi vida no soy consciente? Tal vez de este modo lo veas más claro…

VIVIR es algo más que este dejar indolentemente que se vayan los días vacíos de vida, ocupados únicamente por preocupaciones, problemas, disgustos, o desatenciones.

En muchas ocasiones parece que nuestra vida discurre por su cuenta, que no es algo en lo que podemos intervenir, que sólo nos queda la opción de soportarla del mejor modo posible y procurando que no nos haga mucho daño.

Generalmente no nos paramos para hacer algo tan simple y necesario como decir: “Soy yo. Estoy aquí y ahora”.

Hacer eso es la mejor toma de conciencia y consciencia de nuestra realidad actual, de este estar en la vida y en la Tierra, porque la rutina nos lleva a una vida en la que falta la reflexión, en la que se pierden de vista los motivos principales de estar donde estamos, que son Ser Uno Mismo y VIVIR. El resto de cosas pueden ser obligatorias o inevitables, pero no forman parte de lo verdaderamente importante.

Es conveniente dejar de pensar en “la vida” como algo rutinario –o algo simplemente filosófico-, algo que de tan cotidiano pierde su valor, y conviene mirar hacia atrás de vez en cuando y sentir la noción del tiempo que ha transcurrido desde que uno nació, y comprobar que va en serio eso de que cada vez nos vaya quedando menos tiempo de estar vivos y es conveniente/necesario no seguir en el despilfarro de los días que se van sin ser vividos con atención.

¿Qué papel tengo yo en mi vida?

¿Cuánta parte de mi vida se pasa sin mi presencia?

¿En cuánta parte de mi vida intervengo directa y conscientemente?

¿Qué voy a hacer a partir de ahora que me he dado cuenta de esto?

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, inscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Vistas: 158

Responde a esto

© 2018   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio