Amados muy buenas noches, escudriñando algunas cosas este precioso día, llegó a mí un libro llamado El médico de Lhasa escrito por el Lama Martes Lobsang Rampa, en el cual en su prólogo escribe:

Soy un lama tibetano que llegó al mundo occidental
prosiguiendo su destino y, llegado a él como ya se ha contado, padeció todas las penalidades predichas. Por desgracia, los occidentales me miraron como a un tipo extraño, como si hubiera que ponerme en una jaula, como una muestra fantástica de lo desconocido. Esto me hizo preguntarme qué les sucedería a mis viejos amigos los yetis, si los occidentales se apoderaban de ellos como efectivamente lo intentaban.
No cabe duda de que el yeti sería matado a tiros, disecado y colocado en algún museo. Incluso entonces seguiría la gente discutiendo y dirían que no existían los yetis (el Abominable Hombre de las Nieves). Me resulta de una extrañeza increíble que los occidentales puedan creer en la televisión, y en los cohetes espaciales capaces de dar una vuelta en torno a la Luna y regresar, y sin embargo, no den crédito a los yetis ni a los «objetos volantes desconocidos
», ni a nada que no puedan tocar y hacer pedazos para ver cómo funciona?.

En realidad esto trata de nuestra mente, hablando de nuestra mente física, más no hablando de nuestra mente conciencia, son uno, más cada uno tiene individualidad, así como lo es todo, ella trata de engañarnos desviándonos de la verdad en el corazón, por una sencilla razón, muchos no nos damos cuenta que nuestra mente es nuestro celular espiritual, es decir, es un medio de comunicación y allí llegan los pensamientos nuestros y los de otros también, pues los pensamientos son como burbujas que entran y salen de nuestras mentes, es por esta razón que nos es posible canalizar, muchas veces ocurre como en la película "El Origen" llega un pensamiento  y lo tomamos como nuestro, ojo, por eso los antiguos como el amado Socrates nos han enseñado "conócete a tí mismo" si conoces tu corazón puedes saber si un pensamiento es vuestro o no, o si un pensamiento es de un ser de Luz o no, si sientes paz es de Luz sino ya sabes, viene siendo esta la forma en como puedes apropiarte de un pensamiento que sea para bien.

Finalmente, os dejo abierta la discusión haciendo dos preciosas preguntas,  

cómo enfrentas tú lo desconocido?

qué piensas de entrar en negación y temor para enfrentar lo desconocido?

Los amo como el viento ama las olas del mar, como el rocío ama la mañana, como el picaflor ama el néctar de la flores.

Namasté,

Divina Luz.

Vistas: 442

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Muy bueno tu texto, bendiciones de Luz... en Paz os dejo en Paz les doy, es el gran secreto... nuestra alma es sabia es asi que al limpiarnos de pensamiento sanamos y vemos la vida con los lentes de Dios...

Anen Selah HOSANNA AUM ...

QUE ASI SEA Y ASI SERÀ.

RSS

© 2017   Creada por Manuel Frutos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio